Conoce la historia del empleado de Google que tenía que ver lo peor de Internet

 

 
Si bien todo debería ser felicidad en Internet, todos sabemos que también hay cosas horribles que abundan en ella y como es de esperarlo, alguien tiene que sacarlas de la red antes que se sigan propagando.
 
Google, por ejemplo, le paga a un sub contratante para que haga este arduo trabajo sin pensar en lo que luego se convertiría para el. 
 
Ya que este contenido tiene que ser eliminado a las 24 horas e informado a las respectivas autoridades, la persona encargada de esto tuvo que ver escenas repugnantes durante un año entero, cosa que hizo que a los meses su mente empieze a desequilibrárse
 
Luego de ver miles de miles de imágenes de decapitaciones, pornografía infantil, suicidios, etc, etc, el empleado tuvo que recurrir a una ayuda psicológica que Google le proporcionó al principio pero que luego la descontinuaron y dejaron  a la propia suerte del afectado. 
 
Por más que este pobre hombre veía en una imagen de un padre y un hijo el comienzo de una relación pedófila, Google se mantuvo bajo sus reglas que indican que los subcontratados sólo pueden trabajar para Google máximo un año, luego tiene que forman parte de su planilla o dejar el trabajo. En el caso de este infortunado personaje, él fue comunicado a los 9 meses que no seguiría en su puesto con lo que se lavaron perfectamente las manos.
 
Esto mismo le pasó a un grupo de subcontratados por YouTube, quienes tuvieron que ver miles de repugnantes videos que iban desde violaciones a menores hasta la colección privada de Al Qaeda. Al igual que el caso anterior, ninguno fue contratado luego que les transformaron el chip interno de la moral.
 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

¿Te gustó este artículo? Compártelo