Todo lo que tienes que saber acerca de los Patrones Fotográficos


Uno de los aspectos importantes en fotografía es el ritmo fotográfico, ya que éste permite que creemos composiciones atractivas. Existen diferentes tipos de ritmos, así como distintas formas de usarlo. Una forma de utilizarlo es a través de los patrones fotográficos, lo único que debes tener en mente es saber explotar lo que nos rodea.

Primer punto: ¿En qué consiste el Ritmo Fotográfico?

Es importante que antes de sumergirte en los patrones, debes conocer qué es el ritmo. Éste consiste en la repetición de líneas y formas. Esto quiere decir que si hay formas que se repiten dentro de una escena, están formando un patrón. Por lo que éste estaría utilizando un ritmo determinado. Este tipo de fotografías es muy famosa, ya que las repeticiones producen normalmente una sensación agradable al ojo.

Conoce los tipos de ritmo fotográfico

El ritmo es un técnica que emplea figuras en nuestra composición, logrando atraer mucho más la atención. En muchos casos, se convierte en el protagonista de la fotografía. Sin embargo, debemos saber utilizar bien estas líneas para lograr patrones atractivos e impactantes. A continuación, te mostramos los 4 tipos de ritmo fotográfico que existen:

1. Ritmo uniforme 

Se trata de una composición en la que se presenten elementos en intervalos relativamente regulares. Si son intervalos grandes, se denomina como ritmo lento. Y si hay intervalos o distancias pequeñas entre cada elemento, se genera un ritmo rápido.

2. Ritmo alterno

Es cuando se presentan varios patrones a la misma vez en un tipo de secuencia. Por ejemplo: Si tenemos un montón de pelotas de diversos tamaños, la mejor manera de crear una composición con ritmo alterno podría ser mediante la construcción de un encuadre con una secuencia de diferentes tamaños consecutivos.

3. Ritmo lineal

Se refiere al ritmo que se crea a partir de líneas. Pueden alternarse también tamaños, siempre y cuando se forme un patrón identificable de líneas.

4. Ritmo radial

Es aquel que se crea por medio de un punto en específico. Y a partir de ahí, se va expandiendo en forma de ondas. Es decir, la figura comienza desde un punto central y se expande a partir de éste.

¿Cómo podemos aprovechar los Patrones Fotográficos?

Recuerda, un patrón puede ser desde una fila de árboles, como una serie de ventanas. De igual manera, puedes encontrar patrones en campos de flores, en las texturas, en una multitud, etc. Es fundamental que sepas usarlos, de lo contrario puedes tener una fotografía aburrida. Por este motivo, debes saber cómo sacarle provecho para tener imágenes atractivas. Hay dos formas conocidas para fotografiarlos, las cuales son: enfatizándolos rompiéndolos. Sin embargo, acá te mostraremos otras formas de sacarle provecho a las líneas y formas.

Enfatizando los Patrones, ideal para capturar la atención de los espectadores

Cuando enfatizamos las líneas y figuras dentro de nuestra escena, estamos llenando el cuadro. Con esto logramos darle mayor fuerza a nuestras fotografías. Esta técnica nos ayuda a captar completamente la atención del espectador. Trasmite la sensación de estar envuelto por todos los detalles que conforman la imagen.

El objetivo de esta técnica es cerrar el encuadre a tal punto que el patrón parezca mucha más grande de lo que es. Lo que conseguiremos con esto, es que la audiencia piense que la secuencia de figuras es infinita. ¿Cómo se realiza? Es muy sencillo, acércate lo más que puedas a la sucesión de elementos, de tal manera de que éstos ocupen todo el encuadre de tu fotografía.

Trata que el ángulo que utilices realce las formas que estás usando en tu escena. Un mismo patrón puede verse diferente dependiendo del ángulo que utilicemos. Así que es recomendable que juegues con las perspectivas, así tus imágenes serán increíblemente atractivas.

Rompiendo los Patrones, para una imagen impactante

Si lo que deseas es llamar la atención de tu espectador, entonces debes romper los patrones. Esto lo consigues utilizando elementos que irrumpan en la secuencia. Lo que haces al incluir un elemento es fijar un punto de interés, el cual puede agregar mucho más impacto. Esta es una de las formas más usadas, sobre todo, al momento de fotografiar figuras repetidas.

Al momento de fotografiar un patrón, debes tener cuidado, porque puedes pasar de tener una foto genial a una totalmente aburrida. Esto sucede al usar un motivo monótono que no tienen un factor que lo haga especial. Por eso se busca usar un objeto de interés que rompa esa monotonía. 

¿Cómo podemos romper los patrones?

Esto se logra a través del color, la textura o la forma. Por ejemplo, imagínate que en tu composición tienes un cubo rojo dentro de un grupo de cubos azules. Es llamativo ¿verdad? Pues eso es precisamente lo que tienes que lograr. Sin embargo, hay algunas ocasiones en las que el entorno no te proporcionará este objeto de interés, por lo que tendrás que agregarlo tú mismo dentro de tu escena. Igualmente, te ayudará usar la regla de los tercios, así como jugar con la profundidad de campo.

Superpón los patrones, para generar una foto espectacular

Una de las mejores formas de sacarle provecho a las secuencias es trabajando varios de ellos al mismo tiempo. Esto quiere decir: combinando dos o más secuencias, así como colocándolos uno sobre otro. Lo que puedes hacer es colocar dos superficies con textura una sobre otra y con diferentes colores.

Además, puedes crear una composición poderosa al fotografiar dos secuencias que van hacia direcciones diferentes. Si decides usar este truco, conseguirás tener un contraste aún más fuerte en tus fotografías. También, harás que tus fotos mantengan cautivada a tu audiencia.

Incluye una persona dentro de tu composición fotográfica.

Incluir a un sujeto dentro de la imagen es una de las mejores formas para romper un patrón. Sobre todo, si el tono de su piel o los colores de su prenda crean contraste sobre tu composición. Por otro lado, utiliza la dirección en la que se encuentra tu sujeto. Así conseguirás añadir mayor interés.

La idea de esta técnica es que busques una nueva manera de fotografiar los diseños repetitivos. Ten en cuenta que si bien un patrón pude ser el fondo de un retrato; también se puede utilizar como un elemento más complicado dentro de tu escena.

Lo que puedes hacer es incluir el cuerpo completo del sujeto o solo una parte de éste. Así, como también funciona usar siluetas o varias personas. Juega con todo lo que tienes a la mano, y no dudes en experimentar con los movimientos dentro de tu imagen. 

Te puede Interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
¿Cuál es tu reacción?
Entristece
0
Entristece
Lindo
0
Lindo
Enoja
0
Enoja
No me gusta
0
No me gusta
Me gusta
0
Me gusta
Divierte
0
Divierte
Encanta
0
Encanta
Genial
0
Genial
WTF
0
WTF

Todo lo que tienes que saber acerca de los Patrones Fotográficos

log in

reset password

Back to
log in