Trucos que te ayudarán a ahorrar la batería de tu cámara

Uno de los problemas más comunes en fotografía es la batería de nuestra cámara fotográfica. Quedarse sin ella puede llegar a ser un total infierno. Sobre todo, si te encuentras en una expedición fotográfica y no tienes otra a la mano. Cuando vemos la luz de nuestra batería parpadear es cuando comienza nuestra pesadilla. Esto puede arruinar una sesión fotográfica y hacernos perder tiempo. En esta nota te presentaremos algunos trucos que te ayudarán a evitar estos contratiempos.

1. No aprietes el disparador de tu cámara Fotográfica sin pensar

Debes tener en cuenta que desde que el carrete dejó de usarse, los fotógrafos comenzaron a disparar a diestra y siniestra. Si bien es cierto, el tomar diferentes capturas puede ayudarnos en el proceso de selección. Sin embargo, esta técnica de disparar seguido termina con nuestras baterías. Lo mejor es que pienses en el encuadre y cuando estés seguro dispara, así aumentarás la duración de tu batería.

2. Es mejor no usar el Flash y el Zoom automático

Uno de las cosas que consume más nuestras baterías es el flash. Sobre todo, debes tener cuidado con los flashes integrados en el cuerpo de tu dispositivo fotográfico. Esto se debe a que los flashes incorporados suelen usar la batería principal. A diferencia de los externos que llevan las suyas propias.

Lo cierto es que nuestras baterías cuentan con una determinada capacidad para fotos. Pero ésta se reducirá si comienzas a usar el flash. Por eso es importante que no lo uses en exceso. Una solución a ello, puede ser aumentar la sensibilidad del sensor. 

Lo mismo sucede con el zoom automático. Sin embargo, esto solo se da cuando trabajamos con cámaras digitales. Las réflex se hacen manualmente el acercamiento y el alejamiento. Por el contrario, en las digitales el zoom se hace a través de un sistema electro-mecánico. 

3. Mientras no estés usando tu Cámara Fotográfica, apágala o configúrala en reposo

En la actualidad, los dispositivos permiten que los usuarios configuren el intervalo de tiempo de reposo. Incluso puedes configurar el tiempo en el que tu aparato fotográfico se apague por completo. Lo que puedes hacer es configurar el tiempo de reposo mínimo. De igual manera, apaga tu cámara cuando no la vayas a dejar de usar por 10 o 15 minutos. Por otro lado, debes saber que no es una buena idea apagarla y prenderla cada vez que vayas a fotografiar.

4. Trata de desconectar las funciones que no vayas a utilizar

Es importante que los ajustes que no estés usando los desactives. Por ejemplo, la sensibilidad ISO o el enfoque automático. Esto se debe a que disminuyen considerablemente la energía de nuestro equipo. Por eso, si deseas ahorrar energía, desconecta la sensibilidad ISO. Sobre todo, si estás trabajando con un trípode y tienes buena iluminación adecuada. De igual manera, lo mejor es que uses el enfoque manual. Si estás con poca batería el autoenfoque la agotará por completo. 

5. Limita el uso de la pantalla de tu equipo Fotográfico

Así como las pantallas de nuestros Smartphone son las que más consumen energía. Lo mismo sucede con la pantalla de nuestras cámaras. Lo que puedes hacer es reducir el brillo al mínimo, también puedes optar por no mirar tan seguido las fotos que tomas.

Otro truco es inhabilitar la opción que muestra las fotografías nada más al tomarlas. Si no quieres hacer eso, puedes limitar entre uno o dos segundos el tiempo que se muestren. Si quieres ahorrar mucho más, usa el visor óptico para componer las escenas de tus fotos.

6. Evita usar las exposiciones largas y el disparo en ráfaga

Las exposiciones largas suelen consumir gran cantidad de energía. Esto se debe a que mantienen el obturador abierto por muchos segundos. Además, a esto tienes que agregar el tiempo extra del procesado dela imagen. Por lo que al final terminarás con la poca reserva de energía que tengas. Lo mismo sucede cuando usas el disparo en ráfaga. Si lo que deseas es ahorrar la Batería, es mejor pensar si es necesario tomar 10 fotos de la misma escena.

7. Desactiva las conexiones inalámbricas para ahorrar energía

En la actualidad, los móviles, como las cámaras réflex vienen con conexiones inalámbricas incorporadas. Alguna de éstas son el Wi-Fi, Bluetooth o GPS. Lo que no te dicen es que estas conexiones consumen gran parte de nuestras baterías. Por lo que si quieres estirar más tiempo tu Batería, lo mejor es que apagues estas conexiones que no son necesarias.

Un consejo adicional que nunca dejará de ser importante

Invierte en unas cuantas baterías de repuesto

Una de las maneras más sencillas de contar con la suficiente energía para fotografiar es contar con más de una Batería. Si te pasa muy a menudo que te quedas sin batería, lo mejor que inviertas parte de tu presupuesto en comprar unas de repuesto.

Tienes la opción de comprarle al mismo fabricante, aunque éstas son más costosas. También puede comprar una de repuesto de otra empresa. No olvides que deben ser compatibles, aunque debes tener en cuenta que las baterías baratas tienen una menor vida.

Si eres un usuario avanzado y ya cuentas con un dispositivo réflex, puedes comprar una empuñadura de batería. Ésta se una a tu cámara almacenando energía adicional. Si tienes una empuñadura será más práctico y no tendrás que cargar con más aparatos. Sin embargo, éste es un aparato caro y pesado. 

Te puede Interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar