“La Moradita” deja un mal sabor a los peruanos

Los peruanos expresan su sentir por una chicha morada natural.


Hace unos días Inca Kola se atrevió a hacer lo que nunca habían hecho en 80 años. Introdujeron un nuevo sabor para su familia: “La Moradita”, de chicha morada. Bueno pues, hubiera sido mejor si no se hubieran atrevido a hacerla ya que, en primera instancia, no ha cumplido con la expectativa de los peruanos
 
 
 
 
Se dice que se hicieron diez estudios de mercado para comprobar el sabor de esta nueva gaseosa y que todos fueron satisfactorios (98% de aprobación frente a lo normal que es 88% o 90%) y que se demoraron casi 18 meses en crearla, irónicamente, bajo el nombre de “Milagro”. Entonces la pregunta es, ¿Por qué a casi nadie le gusta? Seamos justos en algo para empezar. Con decir “casi nadie” refiere a la gran mayoría de comentarios que uno escucha dentro de su entorno amical y de todos los lugares de venta donde quién escribe ha acudido (12 en total). A esto se le suma la mayoría de comentarios de otros blogs que han mencionado sobre este tema y de personas con las que uno tiene la oportunidad de conversar en el día a día sobre si han probado la famosa “Moradita” de Inca Kola. Seamos sinceros, esto no puede estar tan lejano de la realidad y los comentarios del fanpage y del Twitter de la marca lo respaldan.
 
Para la gran mayoría “La Moradita” deja al final un mal sabor difícil de explicar. Algunos dicen que es el sabor a gas que se siente luego de haberla bebido, otros que es un sabor como a oxidado y otros lo comparan con un exceso de limón o como si fuera un caramelo de chicha. Lo cierto es que pocos la aprueban y que muchos indican que nunca la van a volver a tomar. 
 
Ahora, Inca Kola para defenderse podría decir que los resultados de sus primeras ventas muestran lo contrario. Pero claro, siendo Inca Kola quien presentaba un nuevo miembro de su familia, todos han ido a comprarla para probarla sin saber que se darían con una sorpresa no grata que coloca este producto dentro del bolso de fallidos intentos, como lo han sido el helado Inca Kola de Donofrio y el chicle Inca Kola de Topline
 
 
 
 
¿Cuál es el problema que tiene “La Moradita”? Luego de hablarlo con personas metidas en el tema, todos están de acuerdo que al peruano la gusta la chicha morada tal y como es, sin gas. Y a muchos les gusta que esté “al tiempo”, cosa que no cae en La Moradita por ser gasificada y por no estar preparada en el mismo momento. Es por ello que una chicha morada envasada hubiera sido mejor, coinciden, y de paso aprovechan un mercado que falta explotar: el de los jugos envasados (seamos sinceros, todos son malos).
 
No podemos dejar de pensar también en la tendencia “light” que hoy en día hay en todos lados. Siendo la chicha morada un producto que está dentro de esto, al sumarle gas y otros elementos hace que deje de ser un producto natural y que pase al lado de los productos que podrían ser considerados que son dañino para la salud. 
 
Por último, su estrategia publicitaria. Lizandra Freitas, gerente de marketing de Coca Cola Perú, afirmó que han repartido un millón de muestras y que las tácticas de degustación/sampling corresponden al 30% del presupuesto destinado al lanzamiento de “La moradita”. Si bien es un gran costo esto, lo óptimo hubiera sido una campaña más agresiva y no simplemente una cumplidora. Y es que la gente de McCann Lima parece haber olvidado que los peruanos queremos propuestas más novedosas y no algo que hace la gran mayoría de marcas. 
 

 
La Moradita” está aún en una etapa de lanzamiento que busca generar conocimiento y recordación de marca, además de buscar impulsar la prueba del producto. Y si bien aún es muy temprano para vaticinar el fracaso de esta nueva gaseosa, sí es obvio que no han empezado con el pie deseado. Igual los animamos a que la prueben si es que todavía no la han probado para que saquen su propia conclusión. Bien podríamos terminar acostumbrándonos como lo hemos hecho con la mayoría de productos que aún viven en el marcado. 
 
 
 
Conozcamos a continuación una serie de productos que bien podría ser que no peguen en nuestro territorio pero que han sido un éxito en otros lados. ¿Será sólo cuestión de gustos o es que si comemos o bebemos algo por un tiempo igual nos terminamos acostumbrando? ¿Se atreverían a probarlos? 
 
 
Kit Kat bañado en aceite de maíz y choclo (Japón)
 
 
 
Kit Kat de wasabi (Japón)
 
 
 
Pringles de cangrejo, algas marinas y camarón frito (Asia) 
 
 
 
Yogurt de Pepsi (Japón)
 
 
 
Helado de carne caballo crudo (Japón)
 
 
 
Donuts de wasabi y algas marinas (Singapur)
 
 
 
Tang de limón con pimienta (Pakistán)
 
 
 
Cheetos de palta (Japón)
 
 
 
Batido de pizza y espagueti (Canadá)
 
 
 
Oreo de té (China)
 
 
 
Helados de tomate y zanahoria (Japón)
 
 
 
Jugo de panqueques 
 
 
 
Pepsi Max Mojito (Dinamarca) 
 
 
 
Helado sabor a espagueti (Japón)
 
 
 
Lay´s sabor a espagueti a la boloñesa 
 
 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Like it? Share with your friends!

1.1k Veces compartido
0
1.1k Veces compartido, 0 points
¿Cuál es tu reacción?
Entristece Entristece
0
Entristece
Lindo Lindo
0
Lindo
Enoja Enoja
0
Enoja
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Divierte Divierte
0
Divierte
Encanta Encanta
0
Encanta
Genial Genial
0
Genial
WTF WTF
0
WTF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

“La Moradita” deja un mal sabor a los peruanos

log in

reset password

Back to
log in