Un claro mensaje para aquellos que se creen inmunes a ocasionar accidentes de tránsito

Las campañas sociales para evitar que las personas beban y conduzcan continúan pero, lamentablemente, parece que esto no es suficiente ya que aún se cree que únicamente grandes cantidades de alcohol son las que realmente perjudican. 
 
Para demostrar que esto no es cierto y que con solo 3 vasos uno puede perder total noción de lo que hay alrededor, la organización italiana sin fines de lucro Exodus Fondazione presentó un excelente spot en forma de experimento que nos muestra cómo nuestra visión y percepción sí se ve afectada desde los primeros tragos de alcohol. 
 

 
Reverse Test” ha sido creado por la gente de la agencia McCann, quienes acuden a las ilusiones ópticas para demostrar las consecuencias que las bebidas alcohólicas pueden tener en la persona a la hora de conducir.