Una cámara escondida nos muestra lo peligroso que puede ser golpear la puerta de una casa ajena

Es raro que hoy en día alguien golpee a la puerta, habiendo timbres o teléfonos que hacen lo hacen por ello. Sin embargo, hay gente que sigue apegada a las tradiciones antiguas y no saben lo peligroso que esto puede llegar a ser.
 
La compañía de electricidad de Nueva Zelanda llamada Energy Online ha presentado una divertida cámara escondida donde hacen hincapié en que “tocar la puerta” es cosa del pasado, y nos lo muestran haciendo sudar la gota gorda a un grupo de personas que nunca se cansan de hacer esto: vendedores a domicilio.