Una campaña que busca que miles de jóvenes no se conviertan en víctimas del tráfico humano

21 millones de personas han sido secuestradas por las garras del tráfico humano por falsos trabajos que les prometieron y que sonaban demasiado fáciles para ser verdad. Aun así sabiendo que la trata de personas es una realidad, las personas siguen cayendo. 
 
Para mostrar lo fácil que resulta ser que cualquiera se convierta en una víctima, la gente de la agencia OwenKessel Leo Burnett de Johannesburgo creó para la organización The Salvation Army una campaña impactante campaña que muestra cómo muchas persona no consideran esta realidad y se lanzan a la boca del lobo sin medir las consecuencias. 
 

 
Para la creación de “Whipped” se tuvo que crear una marca falsa y ofrecer a la gente un trabajo que era demasiado bueno para ser verdad. Al postular a ello, un mensaje de confirmación a sus móviles les fue enviado el cual develaba esta realidad y el propósito de la acción.