Una marca de refrescos regala toallas y sandalias disfrazadas de publicidad

 
En Nueva Zelanda, al igual que acá, se viven las últimas semanas de verano y los colegios ya empezaron clases, pero para no dejar de aprovecharlo la marca de refrescos L&P presentó una divertida y curiosa campaña en la que dieron más de un motivo al público para que regresen al sol. 
 
La idea de la agencia Saatchi & Saatchi consistió en llenar las calles de anuncios con sandalias y toallas de llamativo color amarillo para que los transeúntes tengan la oportunidad de “robar” y saborear los últimos días de verano.