¿Cuándo fue que “correr como una niña” se convirtió en un insulto?

 
Desde pequeños todos crecemos con algunas premisas que ciertamente modifican nuestra conducta pero no de forma positiva necesariamente. “Los hombres no deben llorar”, “el volley es para mujeres”, “corres como una chica”; esta última premisa la que Procter & Gamble usa para la última campaña de toallas higiénicas Always de una excelente manera para dejar bien en claro que las mujeres pueden hacer todo como cualquier hombre. 
 
Creada por Leo Burnett de Chicago, “Always #LikeAGirl” muestra distintos castings realizados a distintas personas donde se les indica que actúen bajo la premisa “corre como una chica”. ¿El resultado? Escenas donde la mujer queda como una mujer que no sabe hacer bien las cosas y, bajo la percepción de todos, es ridiculizada. 
 
¿Pero qué pasa cuando se les pide a un grupo de ellas que actúen como realmente son? La realidad es totalmente otra
 
Esta campaña fue realizada luego que un estudio de la marca indicara que la mitad de las adolescentes pierden confianza en sí mismas luego de la llegada de su primer periodo por creer que tienen que ser este tipo de jovencitas que de mala manera se idealizan.
 
 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…