Gritos y más gritos para promocionar un servicio de renta de carros en un festival de música metal

 
La empresa de renta de carros Lej Et se unió a un conocido festival de música metal en Copenhague para promocionar sus servicios de una singular manera que puso a prueba que tan metalero era realmente el público.
 
El Growl-O-Meter (rugidómetro) fue creado por la agencia TN Reklame y sirve para medir que tan fuertes son los gruñidos de los asistentes. Entre más altos los lea la máquina, mayor el descuento que le hacen a la persona para un próximo alquiler en Lej Et.