Un agricultor encuentra en Fanta la solución para acabar con unos “fiesteros” que no lo dejan tranquilo

Fauna Fanta” es el nombre de la nueva campaña de Fanta creada por la gente de la agencia McCann en donde un granjero se queja de un grupo de jóvenes que cada día se cuela en su piscina para hacer bulliciosas fiestas y además dejan todo ensuciado. 
 
En el spot, el granjero utiliza una curiosa lógica para atrapar a esos jóvenes que allanan su morada: si a los ratones les gusta el queso y a los conejos las zanahorias, el mejor señuelo para atrapar a los jóvenes es dándoles lo que más les gusta: una Fanta. A partir de esa premisa, este personaje comienza a elaborar numerosas trampas, aunque parece que no consigue su objetivo.   
 

 
Pero este spot no ha caído nada bien a La Unió, una organización valenciana de agricultores que considera que se trata de “publicidad discriminatoria hacia las personas mayores y los agricultores de las zonas rurales” y ha exigido su retiro o modificación.
 
En opinión de esta asociación, el anuncio “atenta contra la dignidad de la persona, en primer lugar de las personas mayores de zonas rurales y después de los agricultores y ganaderos mayores de esas zonas al asociarlos como personas aisladas, ignorantes o paletos en sentido peyorativo”. Y añade que Fanta está dando a entender con su publicidad la “superioridad de los jóvenes preparados de las ciudades frente a los mayores atrasados de las zonas rurales.
 
En el mismo comunicado, La Unió asegura no estar en contra de las parodias, pero se manifiesta “harta de esa falta de respeto hacia las zonas rurales y sus habitantes en los anuncios y siempre realizada por empresas multinacionales”.