Un semáforo pone a bailar al público en una excelente campaña de precaución vial

 
Las cosas claras: a ningún peatón le gusta esperar la luz roja pero, caballero….. reglas son reglas y las tenemos que respetar. Sin embargo nunca faltan aquellos que se zurran en la sociedad y hacen lo que quieren teniendo como único resultado más desorden y caos y peor aún, exponiendo sus vidas y las de los demás. 
 
Para hacer algo al respecto, BBDO de Alemania ideó una excelente acción para la marca de carros Smart en la que hicieron de la luz roja algo fenomenal. 
 
Para crear “Dancing Traffic Light” (luz roja bailable) se tuvo que modificar la luz roja de un semáforo con una pantalla que trasmitía en vivo el baile que otras personas hacían en una cabina aledaña. Pero lo que los transeúntes veían era a la clásica figura que aparece en los semáforos interpretar el baile realizado. 
 
Con esta divertida idea se logró que un 81% más de personas se detengan cuando aparecía la señal roja para el peatón, logrando así un gran cambio no solo para el tráfico sino que para el destino de todos.