10 Consejos para crear increíbles Fotografías panorámicas

Seguramente, muchas veces te has preguntado cómo se hacen las fotografías panorámicas tan hermosas que siempre vemos. Si bien es cierto, para este tipo de fotos se suele usar un objetivo gran angular. Y esto se debe a que este tipo de objetivos te proporcionan un mayor rango de visión. Sin embargo, muchas veces tener un mayor ángulo de visión no es suficiente. Si no cuentas con un gran angular, acá te mostraremos 10 consejos para crear increíbles fotografías panorámicas.

Consejo 1: utiliza siempre que puedas un trípode

Si bien es cierto, éste no es un consejo que debas cumplir estrictamente, si lo usas si te dará mejores resultados. Esto se debe a que necesitamos la mayor estabilidad posible al momento de hacer una foto panorámica. Recuerda que todas las fotos que compondrán tu panorámica tienen que estar cuidadosamente alineadas. Por lo que la única forma de conseguir esto es a través de un trípode fotográfico.

Así, con el trípode te aseguras que la posición desde la que estás fotografiando las distintas imágenes sea la misma. No olvides que un pequeño movimiento en nuestras fotos puede impedirnos luego hacer la panorámica. Por ejemplo, imagina que has estado fotografiando todo el día con tu cámara en mano y sin darte cuenta tu posición ha variado.

Lo más probable es que cuando llegues a casa y abras tu programa para hacer la panorámica, éste te diga “no se pueden combinar las fotos”. Habrás perdido tú tiempo y todo tu esfuerzo, solo porque las tomas no estuvieron bien alineadas. Por otro lado, también te facilitará el trabajo contar con una rótula especial para la realización de estas fotografías.

Lo especial de estas rótulas es que permiten ajustar los ejes por separado. Esto nos ayuda a que la cámara gire sobre su misma posición. Minimizando de esta forma el posible movimiento. Además, en estas rotulas están marcados los grados en los que te puedes mover de 0 a 360 grados, así tendrás mayor precisión en tus movimientos.

Consejo 2: Si no tienes un trípode, asegúrate de sujetar correctamente la cámara

Si estas en una situación en la que no cuentas con un trípode, deberás asegurarte de sujetar correctamente la cámara. Además tienes que cuidar la posición en la que haces las fotos. Lo que tienes que hacer es mantener los codos cerca de tu cuerpo. Luego ve girando sobre tu propio eje. Trata de mantener tu posición mientras vas girando sobre tus pies. Coge la cámara firmemente y mantén lo más que puedas la horizontalidad, así evitas que tus imágenes salgan movidas.

Consejo 3: Visualiza el punto de partida y luego finaliza tu Fotografía Panorámica

Una de las mejores formas de hacer una fotografía Panorámica es visualizar desde antes lo que deseamos retratar. Es decir responde antes la siguiente pregunta ¿Qué quieres sacar de esta foto? Uno de los errores más frecuentes es el de lanzarse a fotografiar sin más. Lo único que logramos con esto es cometer muchos más errores y por ende desperdiciamos más tiempo. Por eso debes fijar tu punto de partida dentro de la escena y luego decide el punto final que tendrá tu fotografía. Así sabrás todo lo que debes incluir dentro de tu composición fotográfica.

Consejo 4: ¿Sujetar la cámara horizontal o vertical?

El formato más común de las panorámicas suele ser el horizontal. Sin embargo, debes saber que no es el único. Es aquí donde nace la duda ¿sujetar la cámara horizontal o vertical? Se suele usar más el formato horizontal debido a que es una forma más fácil de realizar estas fotografías.

Aunque, si deseas tener mayor resolución, entonces no temas en probar el formato vertical. Para esto, solo coloca la cámara en formato vertical y desplázala de izquierda a derecha poco a poco. Hazlo hasta que hayas logrado cubrir completamente la escena que deseas. Por otro lado, si usas el formato vertical cubrirás mayor parte de la escena, sobre todo en lo que respecta con el cielo y el suelo.

Consejo 5: Utiliza una Exposición manual para mejores resultados

Fuente: zoom fotográfico

Una de las cosas con las que podemos jugar es la variación de la luz, que aparece entre cada una de las tomas. Esto es más común cuando se realizan las fotografías en modo automático. Recuerda que tu cámara fotográfica cuando se encuentra trabajando en modo automático hace los ajustes de velocidad de obturaciónsensibilidad ISO y apertura de diafragma.

Por lo que, en cada una de las instantáneas que captures tendrás una exposición diferente. Esto dificultará tu trabajo, ya que muchas veces ni el mismo programa de edición reconocerá las imágenes como de la misma escena. Por lo que si deseas evitar este tipo de error lo mejor es usar una exposición manual.

De esta manera, serás tú quien controle todos los parámetros de tu cámara. Tú serás quien decida sobre la velocidad de obturación, la apertura de diafragma y la sensibilidad ISO. De igual manera, si en tu escena no hay muchas diferencias en la exposición, entonces puedes usar el modo semimanual de prioridad de apertura de diafragma.

Consejo 6: Cierra la apertura de diafragma, así podrás editar mejores las fotos

En las panorámicas se suele usar una gran profundidad de campo. Esto se debe a que el objetivo es que todos los elementos que tenemos en nuestra composición salgan nítidos. Es por eso que deberás usar una apertura de diafragma cerrada. Además, si usas una menor apertura el trabajo de fusión de las capturas será mucho más fácil. Lo más recomendable es usar aperturas de entre los f/8 y f/6.

Consejo 7: Enfoca algún punto dentro de tu encuadre fotográfico

Al igual que en la exposición es mejor bloquear el enfoque en un punto en concreto. Esto se debe a que de lo contrario la cámara irá variando el punto de enfoque entre cada toma. Si no quieres tener terribles resultados, lo mejor es que enfoques un punto dentro de tu encuadre fotográfico.

Una vez que hayas enfocado el punto dentro de tu escena será el momento en que debas cambiar al modo de enfoque manual. Desde ese momento, trabajarás con el mismo enfoque para todos los otros disparos que realices.

Consejo 8: Dispara tu fotografía en formato RAW

Como lo hemos mencionado antes, el disparar en formato RAW nos da un mayor rango para las correcciones o para el proceso de post producción. Debes pensar que cuando haces una panorámica, estás cubriendo una gran escena, por lo que es mejor contar con toda la información posible de cada instantánea. Si disparas en Raw podrás tener todos los datos, facilitando así tu proceso de corrección.

Consejo 9: Si disparas en formato JPEG fija el balance de blancos

Por defecto, las cámaras digitales cuando trabajan en modo automático fijan el balance de blanco. Esto lo hacen dependiendo las distintas condiciones de iluminación que se presenten en la escena. Por lo que las cámaras harán su medición y nos mostrarán distintos cambios en los colores, esto como siempre, depende de la temperatura del color.

Es por este motivo que fijes el balance de blancos muy diferente al que presenta el modo automático. Así te aseguras que el que uses se adapte mejor a las condiciones que se presentan en tu composición fotográfica. Esto es más recomendable si estás disparando en formato JPEG, porque si lo haces en RAW será algo que puedas arreglar rápidamente en el proceso de edición.

Consejo 10: Ajusta adecuadamente la distancia Focal

Debido a que al realizar este tipo de imágenes necesitamos cubrir una gran área, solemos pesar de que lo mejor es usar un objetivo gran angular. Este pensamiento se produce, ya que se cree que al trabajar con un gran angular no necesitaremos hacer tantas tomas.

Sin embargo, no es totalmente verdad. Recuerda que las lentes del gran angular provocan algunas distorsiones en los extremos de las imágenes. Esto puede ser un gran problema, ya que en el proceso de fusión tendrás mayores problemas. Por este motivo, trata de no usar grandes angulares.

Te puede Interesar: 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar