Ingeniosa salida de artista ante petición de borrar el mural de Hillary Clinton con bikini

Lushsux, un talentoso artista callejero, generó polémica en Australia luego de realizar un dibujo de la candidata a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, en un diminuto y sugerente bikini. El mural fue pintado en una pred de una tienda de scooters en Footscray, cerca de la ciudad de Merlbourne.

 

Sin embargo, el trabajo no fue del agrado de algunos vecino y menos del municipio de Maribymoong, el cual exigió que fuera borrado en un máximo de diez días, por ser considerado ofensivo y porque se oponía a su política de igualdad de género. Además, amenazó con multar al artista y al dueño del inmueble.

 

Ingeniosa respuesta de artista ante petición de borrar el mural de Hillary Clinton con bikini

 Ibtimes

 

«Creemos que el mural es ofensivo no exactamente porque ataca a Hillary Clinton, pese a ser una falta de respeto hacia su persona, sino porque muestra a una mujer semi desnuda y no va de acuerdo con nuestra postura acerca de la equidad de género«, explicó el director ejecutivo del consejo municipal, Stephen Wall

 

El artista vs el municipio

 

Lushsux, en lugar de eliminar su obra, tuvo una mejor idea y cubrió el traje de baño pintando encima un niqab, que solo deja los ojos de la candidata demócrata al descubierto. Al lado de su pintura, el ingenioso artista escribió: «Si esta mujer musulmana te ofende, eres un intolerante, un racista, un sexista islamófobo«.

  

 

Clinton no es la única política a la que Lushsux ha prestado atención. En el centro de Melbourne también apareció un mural del candidato republicano Donald Trump desnudo así como otro de su mujer, Melania Trump, que también aparece desnuda. Lushsux añadió después dos caras de Trump sobre las partes explícitas «para no causar ninguna ofensa».

 

 

 

El graffiti y arte callejero, como todo arte, deben estar cerca de la gente para que sea admirado y compartido. En el siguiente enlace, te invitamos a conocer a un peculiar grupo de tiernas abuelas que han tomado por asalto las calles de Lisboa,  capital de Portugal, para llenar las paredes de los barrios con graffiti.

 

También te puede interesar