Así es trabajar en Río 2016 como salvavidas de los mejores nadadores del mundo

A estas alturas, ¿quién no conoce a Michael Phelps? Pues, está demás decir que este nadador estadounidense, de 31 años, y deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos, con un total de 23 medallas; no necesita que lo rescaten de la alberca olímpica.

 

Y el pasado domingo 7 de agosto, durante las actividades de natación en Río 2016, esto quedó más que claro. Quienes vieron en televisión la competencia masculina, notaron que detrás de los atletas había una mujer con un notable gesto de aburrimiento. Se trataba de la pobre salvavidas.

 

“Si alguna vez te sientes inútil… solo recuerda que alguien es salvavidas en los Olímpicos”. 

 

La Federación Internacional de Natación (FINA), entidad que regula este deporte a nivel internacional, no pretende que haya salvavidas en las piletas olímpicas, así lo marca el reglamento interno del organismo. Pero una ley del Estado de Río de Janeiro requiere la presencia de salvavidas en cualquier actividad que se lleve a cabo en una piscina deportiva pública

 

 

Esto parece ser absurdo cuando se tratan de los mejores nadadores del mundo, que han pasado años de entrenamiento. Sin embargo, el rostro de la salvavidas captó la atención de todos, volviéndose viral y cómo era de esperarse, las reacciones en las redes sociales, como Twitter, no se hicieron esperar.

 

“El trabajo más fácil de los Olímpicos”

 

“Cuando te das cuenta de que son los mejores nadadores del mundo, así que probablemente no salvarás ninguna vida hoy”.

 

Los salvavidas forman parte de los entrenamientos y las competencias que se realicen en las piscinas. Están presentes en los centros donde se practica nado sincronizado, clavados, waterpolo, natación y canotaje de eslalon. La vigilancia en aguas abiertas, como el triatlón, maratón de nado y vela, también se realiza a través de salvavidas seleccionados.

 

Sobre la necesidad de contar con salvavidas específicamente en la piscina olímpica, Daniela Martelote, una de ellas, asegura que por el riesgo de golpes en la cabeza, ataques cardíacos y calambres “sí lo es”. Esto, a pesar de que aún nunca ha fallecido un nadador olímpico en toda la historia.

 

Así es trabajar en Río 2016 como salvavidas de los mejores nadadores del mundo 1

Emol

 

Por otro lado, según una investigación del New York Times, los salvavidas podrían resultar muy útiles para deportes de contacto físico como el polo acuático y para otros en los que las concusiones son “sorprendentemente frecuentes”, como los clavados.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar