Naturaleza Soñadora: el arte digital del ilustrador Robinsson Cravents

Robinsson Cravents es un diseñador gráfico colombiano especializado en desarrollo corporativo e identidad de marca, dirección de arte e ilustración. Desde hace 8 años, se dedica a asesorar a empresas y fortalecer la conexión emocional que tienen éstas con sus públicos objetivos, mediante la producción de recursos visuales creativos, claros y únicos.

Actualmente, se encuentra trabajando en un proyecto personal llamado RCVS (Robinsson Cravents Visual Studio), el cual consiste en identidad visual, packaging e ilustración digital. Una de sus más recientes series de ilustraciones se llama Nature Dreamy, una combinación de colores, animales, naturaleza y formas geométricas.

Cómo empezó

Robinsson comenzó a interesarse por el arte digital a fines de 1999, luego de ver una animación en Discovery Channel cuyos efectos visuales lo asombraron. Su curiosidad por entender cómo fue realizada dicha animación fue lo que lo llevó a adentrarse en el mundo del diseño gráfico.

Aquello que más lo inspira son los estados de ánimo, siendo uno de sus favoritos los estados contemplativos, es decir, el dejarse fascinar las cosas que ve en su día a día, como las personas o la naturaleza. Y, al igual que todos, se deja también sorprender por la obra de otros geniales artistas.

Entre sus principales referentes artísticos, se encuentran los pintores Vincent van Gogh y Miguel Ángel; los diseñadores creativos Muggie Ramadani y Buck; y el astrónomo Giordano Bruno, que si bien no fue un artista, su pensamiento le ha servido de gran influencia a la hora de crear.

Más allá de ello, sin embargo, toda persona que diseñe, ilustre o anime algo puede ser fuente de inspiración para Robinsson.

Para conceptualizar, Cravents utiliza técnicas como cintiq, 3d software, papel, y lo infaltable: su imaginación.

Aún le resulta difícil definir su estilo (o estilos), sin embargo, él considera que posee la habilidad de distinguirse en plataformas digitales: en Behance, por ejemplo, la mayoría de sus proyectos han sido destacados. Igualmente, cree que es quien observa su trabajo quien finalmente define cuál es su estilo.

“En algunas ocasiones tengo ideas tan claras en mi mente que casi las puedo ver”, nos cuenta Cravents. “A veces, ni siquiera paso por el papel, voy directamente a mi estación de trabajo, lo cual resulta en 3 horas. Sin embargo, nos comenta también que el proceso puede ser más lento en otras ocasiones, llegando a tomarle 8 o hasta 15 días en reproducirlo, por ejemplo, cuando realiza ilustraciones en 3d (Dreamy Nature). “Puedo tardar hasta un mes en obtener una sola escena con la cual diga esto es lo que quería, nos comenta.

Profesionalmente hablando, aquello a lo que Robinsson dedica más su tiempo es al diseño de marcas y empaques, ya que con eso ha tenido cierto éxito.

La ilustración, en cambio, si bien la emplea como parte de identidades, no la ofrece de forma comercial. “Ella es mi escape a los itinerarios y a las limitaciones de la industria y el sistema. A través de ella puedo experimentar libertad, un toque espiritual y plasmar mi visión del universo, de la vida, de las cosas que me gustan”, enfatiza.

Para aquellos que quieran incursionar en el arte digital, Robinsson Cravents les aconseja que siempre traten de plasmar lo que tienen en mente y no lo que ven en el papel o en la computadora. Asimismo, que estén dispuestos a un cambio, un refinamiento más: no parar hasta que finalmente algo les convenza, a pesar del cansancio que ello les pueda producir. Y por supuesto, explorar todo tipo de estilos hasta hallar toda la mezcla ese que será propio de cada uno.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…

También te puede interesar