Esta abuela de 79 años huyó del asilo para hacerse su primer tatuaje

Esta abuela de 79 años huyó del asilo para hacerse su primer tatuaje, con lo que nos muestra que nunca es tarde para nada y que cuando uno se propone a hacer algo, realmente lo debería de cumplir.

 

Muchas personas han querido tener un tatuaje de adolescentes, convirtiéndose esto un problema para los padres debido a las normas que suelen tener algunos. Por este motivo, hay aquellos que nunca pudieron lograrlo y que hasta el día de hoy sienten esa necesidad de hacerlo para superarlo.

 

Cool Grandma Stands For Her Right

(imagen referencial)

 

Una de estas personas es Sadie Sallers, una abuela que cuando tenía 79 años “le entró el bichito” por quererse hacer un tatuaje. Pero había un pequeño inconveniente: vivía en un asilo.

 

PUEDEN VER: ¿Y el abuelo, dónde está? Una guía para explicar ese momento tan difícil

 

Pero como dicen que nada ni nadie debería detenerte de lo que real y cuérdamente uno quiere hacer, esta abuelita recibió ayuda de su nieta para salir a escabullidas del lugar. ¿Con qué propósito? Con el de llevarla a hacer su primer tatuaje.

 

 

Pero ese mismo día, mientras Sadie estaba ya en el otro lugar recibió la inesperada visita de su hijo y grande fue la sorpresa cuando todos se dieron cuenta que no estaba presente. Felizmente, rápidamente el hijo supo dónde podía estar y ahí estaba. Según los trabajadores esta sería la primera vez que la señora Sellers escapa de las instalaciones para ir a alguna parte. ¿Estará tramando hacerse un segundo tatuaje?

 

Esta anécdota nos muestra que nunca deberíamos dejar esperando las cosas. Tal vez mañana podría ser demasiado tarde aunque esa opción nunca la consideremos.

También te puede interesar