¿Realmente funcionan las famosas pirámides de venta en nuestro país?

Una cuestionable forma de hacer negocio que aprovecha el “trabajo de hormiga” para beneficiarse y no al otro.


Es muy probable que en algún momento de sus vidas alguno de sus amigos les haya ofrecido hacer el negocio de su vida, sin moverse de casa, trabajando poco, con grandes beneficios y salarios, y vendiendo productos de los cuales poco conocemos. Bueno pues, cuidado. Estas pirámides están recargadas pero continúan funcionando bajo nuevos formatos para poder continuar. 
 
 
Empresas como Zrii, Emgoldex, Ju Ding, Wake Up Now Perú, Unetenet, Libertagia, Wings Network y Bisxatone Profesi Perú son las que lucran con estas pirámides financieras a lo Ponzi y lo vienen haciendo de controversial manera, considerando además que la SBS publicó el 23 de febrero un comunicado donde desautoriza a éstas a seguir captando el dinero del público. 
 
 
¿Qué problema hay con estas pirámides?
 
Tal como indican expertos del tema, el final para esta forma de trabajo es el mismo. Mientras las cabezas del grupo son los que sí ganan comisiones por cada integrante que entra, estas en un momento colapsan y ya no permiten más personas, por ende, el dinero deja de entrar. Esto hace que toda la base de la pirámide no pueda recuperar su inversión, o sea que las personas que invirtieron su monto son estafados. Es por esto que este tipo de negocios está prohibido en casi todo el mundo.
 
 
 
¿Por qué no las cierran de manera similar a otros negocios que sí han sido clausurados?
 
Porque se han sofisticado. Ya no son simples negocios financieros. Ahora ofrecen pagar alta rentabilidad por el dinero que les entregas, ofrecen productos o servicios con promesas de que si afilias a otras personas recuperas tu dinero y empiezas a ganar comisiones por las nuevas personas que traigas. En pocas palabras, te la pintan demasiado bien como para no considerarla. 
 
Pero como existen vendedores que sí llegan a vender los productos que les ofrecen, entonces este ingreso termina psicológicamente satisfaciendo a la persona que puso el dinero sin considerar que esto no es una ganancia, sólo un mínimo retorno de su inversión.
 
 
¿Cómo nació este tipo de negocio?
 
El caso más sonado lo realizó en los años veinte, en EE.UU., un famoso delincuente de origen italiano especializado en estafas llamado Carlos Ponzi, personaje quien “bautizo” este tipo de estafas.
 
 
Ponzi prometía a sus clientes un 50% de beneficios dentro de un plazo de 45 días, o 100% dentro de 90 días, con el simple hecho de comprar cupones postales descontinuados en otros países y redimiéndolos a su valor nominal en los Estados Unidos como una forma de arbitraje. 
 
Otro conocido caso, y más actual, es la estafa perpetuada por Bernard Madoff, quien en el 2009 estafó por $50,000 millones siendo este el caso de fraude más grande perpetuado por una sola persona. 
 
Y sin irnos tan lejos, en nuestro país 160,000 personas fueron estafadas con esta modalidad en los años ochenta por Carlos Manrique y su empresa CLAE, la misma que volvió tiempo después parta volver a estafar a más peruanos. 
 
 
 
¿Qué se debería hacer con ellos? 
 
Regularlos con una postura de marketing multinivel que sí está respaldada por la Cámara Peruana de Venta Directa, entidad que agrupa a empresas que utilizan esta misma modalidad de venta, como Belcorp, Avon, Natura, Herbalife, Leonisa, entre otros. De este modo es que el multinivel no queda opacado, sólo la empresa que lo aplica sin responsabilidad.  
 
 
5 cosas a considerar antes de ingresar a estos negocios
 
1) A la gran mayoría de personas que les ofrecen esto, primero buscan llamar su atención mencionándoles un negocio de venta totalmente distinto, incluso te hacen creer que es un negocio referente a tu rubro o gustos. Cuando vas a las reuniones ahí recién te das con la sorpresa. Eso es engañar desde el principio. Si así se comienza, ¿cómo esperan que pueda terminar? 
 
2) Te hacen creer que eres único y que tú eres la persona más apropiada para realizar esto. Pero la realidad es que eres uno más del montón y poco a poco te van dejando eso en claro conforme no consigas nuevos usuarios. 
 
3) Todos te venden el mismo discurso. Todos ofrecen el oro y el moro pero la verdad es que las mismas empresas son las que crean estas estrategias y discursos, muy bien pensados, para agarrar a la persona por el sentimiento de querer superarse. Pero a la hora de estar trepados ya en el carro se dan cuenta que no existe el copiloto. 
 
4) Cuando uno ingresa a quienes primero vende este plan de trabajo son a familiares y amigos más cercanos. Y cuando ellos ven que esto realmente no funciona, no es la empresa la que queda mal, eres tú, y piensan que los has estafado. Y son ya demasiadas las personas que han terminado rompiendo lazos amicales y familiares por esto. ¿Vale la pena realmente arriesgar tanto? 
 
5) En este mundo nadie trabaja por el otro. Cada uno se crea su propio destino. Y si alguien te promete ganar mucho por hacer poco, lo más probable es que sea una estafa.
 
Vale indicar que no necesariamente para todas las empresas el guante ya está chantado. Hay que averiguar muy bien antes de invertir en este tipo de negocios y lo mejor que unopuede hacer por su tranquilidad propia es preguntar a quienes por ello ya han pasado. 
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Like it? Share with your friends!

1.2k Veces compartido
0
1.2k Veces compartido, 0 points
¿Cuál es tu reacción?
Entristece Entristece
0
Entristece
Lindo Lindo
0
Lindo
Enoja Enoja
0
Enoja
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Divierte Divierte
0
Divierte
Encanta Encanta
0
Encanta
Genial Genial
0
Genial
WTF WTF
0
WTF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Realmente funcionan las famosas pirámides de venta en nuestro país?

log in

reset password

Back to
log in