Una guía de los tipos de luz de la fotografía en exteriores

La fotografía en lugares cerrados garantiza el control total de la iluminación para el fotógrafo; sin embargo, cuando hablamos de espacios abiertos, el reto se vuelve más complicado. No solo dependes de la luz del sol sino también de las condiciones climáticas para lograr esa toma perfecta.

Aquí te dejamos una breve guía para tener en cuenta los diferentes tipos de luz y condiciones climáticas en los que puedes tomar fotografías en exteriores.

Los colores de la Hora Azul en la mañana

Muchas veces asociamos la Hora Azul con la noche, pero también es posible, dependiendo de la estación, verla durante la mañana. A esta hora el cielo ya no está completamente oscuro, sino que tiene una atractiva sombra azulada. Esta sombra le da un fondo más atractivo al paisaje.

La magia que brinda los amaneceres

El amanecer es un buen momento para el fotógrafo. Justo antes de que salga el sol, el cielo tiene una iluminación un poco más pastel y suave que durante el atardecer. Conforme pasa el tiempo, del amanecer a la Hora Azul, las condiciones de luz van cambiando drásticamente. Un punto a favor de fotografiar a esta hora es encontrar los espacios públicos vacíos lo cual permite tener un panorama tranquilo.

La fugaz Hora Dorada en la mañana

La Hora Dorada es el periodo justo después de que sale el sol o cuando apenas se oculta. Este momento puede producir efectos increíbles, ya que baña tanto la naturaleza como los edificios con un brillo dorado. Esta calidez se produce debido a que los brillos del sol, que se encuentra más bajo, pasa a través de la atmósfera y dispersa los tonos fríos dejando en su lugar el rojo, naranja y el amarillo.

En otoño es un buen momento para la fotografía paisajística, ya que el dorado hace que el los colores cálidos de las hojas brillen.

Las mañanas nubladas es uno de los mejores momentos

Tomar fotografías en un paisaje nublado puede llegar a ser una cuestión de suerte. Suelen ser los mejores momentos para fotografiar áreas verdes. La neblina hace que los objetos enfocados en la escena se vean más definidos y fuertes con respecto a su entorno difuminado, lo cual ayuda a crear una sensación de profundidad. El amanecer también se puede llamar Hora Rosada.  

                                                                                                                                                                                                                       Días soleados para las fotos en blanco y negro

Al mediodía, la luz tiende a ser más dura y fría que el suave rosado previo visto tanto en la mañana como en la noche. En general, no hay muchas oportunidades para tomar buenas fotografías. Los días soleados al final son buenos para tomar fotografías en blanco y negro, ya que se genera un gran contraste entre luz y oscuridad.

El invierno es un buen momento para tomar fotos interesantes durante el día, ya que el sol permanece bajo y crea sombras largas y un contraluz interesante en espacios abiertos.

Las ventajas de los días nublados

En los días nublados, la iluminación tiende a ser muy plana y no muy interesante o dramática; sin embargo, existen ciertos tipos de fotografía que se ajustan muy bien a estas condiciones. Los retratos, por ejemplo, se benefician debido a que la luz cubre al personaje por completo y no genera sombras innecesarias en los rostros de las personas.

Otras opciones para fotografías en días nublados son las fotos detalles que pueden ser de hojas, gotas de agua, entre otros; las fotos en blanco y negro de paisajes, fotos en la ciudad, fotos de fauna salvaje. Además, puede ayudar a dar un estilo minimalista a tus imágenes.

La mágica calidez de la Hora Dorada en la noche

Igual que el periodo justo antes del amanecer, el momento justo antes del atardecer es muy recomendable para la fotografía en exteriores. En esta hora dorada, se puede notar la misma iluminación cálida que en la de la mañana. Es un buen tiempo para capturar una imagen especial bajo el resplandor del sol que baña todo lo que cubre.

Los colores naranjas y las siluetas del atardecer

Es en este momento cuando el sol se está poniendo y aún podemos ver un poco de luz y color en el horizonte. Resplandores naranjas y otros tonos cálidos siguen reflejándose en las nubes, brindándonos un espectáculo visual impresionante. Además, es el momento perfecto para captar siluetas

 La fascinante Hora Azul en la noche

La hora azul en la noche es perfecta para captar paisajes urbanos. El cielo azul oscuro, que aún no llega a negro, es muy atractivo para fotografiar. Además, se puede captar el contraste entre las luces de la ciudad y el cielo que todavía no ha llegado a la oscuridad.

Tomar fotos durante la noche

En la noche puede llegar a ser complicado tomar fotos en exteriores, pero hay algunas cosas que se pueden realizar. El cielo oscuro de la noche es un problema un poco menor si se trabaja con fotografía en blanco y negro. Si se realiza el encuadre orientado más a la ciudad que al cielo nocturno, las dificultades serán menores.

Tomar fotos durante la lluvia

Mientras está lloviendo, se pueden tomar fotos muy interesantes, ya que adquieren una apariencia particular cuando la luz rebota en el agua y esta última brilla. Se pueden lograr efectos interesantes con el reflejo o las gotas de agua.

Este análisis de cada momento el día, nos puede servir al momento de querer realizar fotografías de exteriores y saber cuál es la hora exacta que nos dará el efecto que queremos obtener. Cada iluminación tiene una característica especial y en todas es posible sacar fotos impresionantes.

 

Imágenes: Barry O Carroll

 

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando…

También te puede interesar