Ciudades del mundo plasmadas en ilustraciones creadas por Stefan Bleekrode

Stefan Bleekrode, el artista e ilustrador holandés, comenzó su pasión por el dibujo y la ilustración desde los 10 años. Pero comenzó a apreciar el arte desde que estuvo en la secundaria. Allí pudo tomar más interés en los maestros del renacimiento italiano. Posteriormente, amplió sus intereses hacia el arte realista.

Canareggio, Venecia

The Boulevard

Pero su fuente de inspiración son los viajes que realiza al extranjero. “Cuando viajo observo todo y todo lo que he ahorro tiene sentido. A veces las ideas vienen hacía mí directamente, y algunas veces son lentas. Pero estas me ayudan a crear dibujos compuestos con todas las opciones que tengo. Además, encuentro mucha inspiración en algunas lugares como Nueva York, Boston, Inglaterra, Londres, Madrid, Génova, Venencia y Budapest.”

Principales espacios públicos y salida del bulevar Las Ramblas

Diferentes tipos de arquitectura

El estilo que define a este talentoso artista e ilustrador es una combinación entre la precisión, impresionismo, y sobre todo el  trabajo gráfico. Aunque señala que es un poco difícil precisar el estilo que verdaderamente lo identifica.

Una ciudad imaginaria en el distrito inglés del lago.

El sorprendete Lakeland Fells.

Algunas de sus referencias son artistas como Edward Hopper, Andrew Wyeth y CM Escher que lo ayudaron a desarrollar su propio estilo y le enseñaron cómo mirar el mundo y usar esas impresiones para convertirlas en arte. Pero, hay otros como el impresionista francés, William Turner, que con su obra ‘The Hudson River School‘, una pintura paisajista del siglo 19; y Caspar David Friedrich que también lo motivaron a crear sus maravillosas ilustraciones. Y un elemento fundamental es la imaginación que juega un rol importante para todo ello.

«Lyon en la noche»

Puesta de sol en el Languedoc

Bleekrode recuerda que cuando terminó la escuela de arte en el 2004, él decidió convertirse en un artista autodidacta. Esta decisión lo ayudó a afrontar los retos como artista los 10 años posteriores, hasta que se encontró con un cliente que lo ayudó a comercializar su trabajo y encontrar más clientes. “A veces ha sido difícil, pero mi trabajo recibe más atención cada vez, y ahora mi perspectiva se conduce a nuevas y ambiciosas obras”, explica.

Un puente y vías férreas

La catedral de Lincoln es una de las mejores Bleekrode

Para las personas que les gusta el arte al igual que Bleekrode, él recomienda que para ser un buen artista es necesario estar comprometidos, incluso dar más del 100% y luchar por lo que desean. “No escuchen a otras personas cunado comentan sobre su estilo y tema. Si se apega a su propio estilo y se mantiene fiel a sí mismo, las personas notarán y apreciarán el buen trabajo que realizan”, agrega.

Créditos de imágenes: Stefan Bleekrode

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar