¿Cómo se debe cobrar por una sesión fotográfica?

Ser un fotógrafo profesional significa sumergirse en un mundo lleno de historias, sentimientos emergentes e increíbles situaciones, de diversos estilos, que serán inmortalizados por un lente. Sin embargo, también implica organizarse y tener claro cuáles son aquellos criterios que definen el monto a cobrar por una sesión. En esta nota, mencionaremos qué variables debes considerar para poder determinar el precio por una sesión fotográfica que vayas a realizar.

1. Tipo de fotografías

Dependiendo del estilo fotográfico que el cliente le pida al profesional, el monto a cobrar puede variar: La fotografía publicitaria, la cual incluye productos o servicios para el consumo del público, modelos que tengan experiencia previa, fotos de gastronomía con alimentos preparados especialmente para la sesión y locaciones, tanto en interiores como exteriores; suele ser la más demandada en el mercado. Por lo que es, además, la que suele tener costos más estandarizados. La diferencia entre trabajar en fotografías de publicidad y prensa es que, la segunda, muchas veces se trabaja por proyectos y éstos, se cotizan dependiendo de la complejidad, tiempo y estructura del proyecto.

2. Producción

El segundo factor que se debe tener en cuenta al momento de tener el precio por una sesión de fotos es: la producción. Todos los materiales requeridos para la escena, al igual que la dirección de arte y la iluminación, son parte de este elemento. Si cuentas con la utilería necesaria, puedes incluir un porcentaje de descuento por depreciación de productos; pero si el cliente solicita para la sesión materiales muy específicos, que rara vez serán vueltos a utilizar, estos deberán cobrarse como gastos extras y estar dentro del costo final.

Otro punto a considerar es que cuando se realizan producciones complejas, el fotógrafo puede requerir un asistente que, en la mayoría de los casos, tendrá que ayudar con la iluminación o incluso contar con una segunda cámara. La remuneración para el asistente debe incluirse en el costo total de la sesión. De igual manera, la persona que se encarga del maquillaje suele cobrar por horas y el monto puede variar dependiendo del número de participantes. No es lo mismo un maquillaje natural, como es en el caso de productos del cuidado de la piel, que uno para novias, el cuál es más elaborado. Una maquilladora profesional puede cobrar aproximadamente de $20.00 a $ 40.00 la hora o más  y, el precio puede variar y llegar a costar de 2 a 3 veces más, si el estilista es reconocido en el medio.

3. Tiempo que durará la sesión

Realizar una sesión fotográfica durante un concierto, un evento deportivo o una boda tiene un tiempo aproximado de 2 a 3 horas; mientras que para hacer fotos de estudio, depende de la cantidad de fotos que sean necesarias para luego realizar un filtro y, por supuesto, lo que le tome al fotógrafo llevar todo a cabo. En el primer caso, un fotógrafo profesional puede cobrar por el tiempo que dure el evento y la cantidad de fotos que desea el cliente. Si la sesión no excede de 2 horas, se opta por cobrar según la cantidad de fotos; si la sesión toma mucho tiempo, se debe considerar las horas como un factor adicional. En el caso de fotos de estudio, es recomendable considerar el costo por número de fotos, teniendo una cantidad mínima de 15 fotografías, para que el tiempo invertido sea rentable. El costo promedio, en este caso, puede partir de $ 15.00 a $ 20.00; pero si la cantidad de fotos aumenta, se podría considerar hacer un reajuste en el costo. 

Importante: Si las fotos requieren de un fotomontaje, edición de fotos o de retoque en Photoshop, se debe estimar un costo adicional. Es recomendable cotizar este trabajo extra como diseñador, quienes por lo general cobran por hora o por trabajo.

4. Experiencia y reconocimiento

Cabe mencionar que la experiencia y el reconocimiento que tenga el profesional, son factores importantes al momento de cotizar una sesión fotográfica. Es por ello, que si el fotógrafo cuenta con una basta experiencia y con un reconocimiento ganado probablemente llegue a cobrar hasta 4 veces más el monto a diferencia de los que no gozan con dicho factor.  Debes tener en cuenta que si no cuentas con este atributo, no lo debes incluir en tu cotización. Intenta añadir constantemente material nuevo y de mayor calidad a tu portafolio para que, con el tiempo, puedas ganar reconocimiento. Puedes optar por crear una FanPage en redes sociales y subir trabajo para obtener seguidores y notoriedad.

5. Servicios adicionales

Hay fotógrafos que no se limitan a capturar imágenes fijas, sino también, por requerimientos del cliente, a grabar y editar videos. En este caso, el fotógrafo necesita un equipo adicional para poder realizar este tipo de trabajos, pues mientras una persona realiza las fotos, otro se encargará de grabar y editar dicho material. Por ello, los fotógrafos suelen crear diversos tipos de paquetes para sus clientes, en los que se incluyen estos servicios adicionales especificando el tiempo y nivel de producción.

Se recomienda especificar bien el tipo de edición de fotos que se va a realizar, pues si ésta requiere de una animación o efectos especiales es probable que se tenga que solicitar un servicio especializado, el cuál puede incrementar el costo y exceder tu propio presupuesto. 

Consolidarse como fotógrafo no es tarea fácil, pues requiere de muchas horas de práctica y atravesar diversas etapas dentro del mundo de la fotografía para ganar experiencia y reconocimiento. Más allá de la pasión que puedas tener por este arte y de la calidad de tu trabajo, debes tener siempre en cuenta estos factores; para que así, el cliente sepa valorar adecuadamente tu trabajo y esté dispuesto a pagar el precio que le hayas propuesto.

Imagen: Photo Contest Insider

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, promedio: 4,50 de 5)
Cargando…

También te puede interesar