Google apunta a ser el Anti-Amazon con una jugada estratégica

google estrategia antiamazon

Google y Amazon son grandes competidores del entorno virtual, así que luego de numerosas peleas, el primero ha apuntado a realizar una jugada estratégica para dar batalla. Por mucho tiempo Google intentó imitar las estrategias de marketing digital de Amazon para convertirse en el medio principal de compras por Internet. Sin embargo no tuvo mucho éxito. Por ello, ahora intenta algo distinto: la estrategia anti-Amazon.

Estrategias de marketing de Google

La estrategia central de Google ha sido mostrarse como una alternativa más barata y poco restrictiva para los vendedores independientes. Además, se destaca por dirigir el aumento de tráfico hacia los sitios web de los vendedores en vez de a la línea de productos Google.

En este sentido, durante el último año, Google eliminó las tarifas para los comerciantes y permitió que los vendedores incluyan gratuitamente sus productos en los resultados de búsqueda. Además, actualmente está buscando facilidades para que tiendas pequeñas e independientes carguen su inventario de productos y que estos aparezcan en los resultados de búsqueda. Así, podrán comprar anuncios en Google asociándose con la plataforma Shopify.

El liderazgo de Amazon

Sin embargo, estos intentos de Google se habrían quedado a mitad de camino ya que Amazon sigue liderando las ventas por Internet, según últimos informes del 2020. Los estudios de Marketplace Pulse, una empresa de investigación, revelan que la cantidad de compra en Google sigue siendo menor a la que se da en Amazon.

Por su parte, Amazon es una empresa de comercio electrónico líder en Estados Unidos, esencial tanto para compradores como para especialistas en marketing. Incluso se reporta que en este último año, el negocio de publicidad global de Amazon creció un 30%. Esto la coloca en el tercer lugar, justo detrás de Google y Facebook.

Estrategia Anti-Amazon

Sabemos que debido a la pandemia por Covid-19 muchos negocios se han visto obligados a adaptarse a las ventas en línea. Justamente esto ha generado una nueva oportunidad para que Google atraiga a nuevos vendedores. Su diferencial es los bajos costos, facilidades para realizar publicidad y trato directo con los clientes.

Ante las altas tarifas de Amazon, muchos han decidido abrir sus negocios virtuales a través de Shopify y así se conectan directamente con los anuncios de Google. La preferencia radica en que los algoritmos de Google trabajan dentro de presupuestos asignados, a partir de los cuales eligen qué productos vender y dónde colocar los anuncios. Además, es significativo que Google redirige a las personas a los sitios web de venta, permitiendo que vendedor y cliente se contacten directamente.

Por otra parte, cuando recrudecieron las medidas de aislamiento, y hubo una gran demanda de compras en línea, Google eliminó las tarifas y comisiones de promoción. Esto habilitó a que los minoristas puedan dar conocimiento sobre sus productos gratuitamente. Además Google desistió de la regla de solo permitir que los anunciantes exhiban productos en su sitio de compras.

Del mismo modo, Google anunció su apertura a otras plataformas como Shopify y PayPal. De este modo los vendedores podrían continuar usando sus herramientas existentes para administrar el inventario, los pedidos y procesar los pagos y beneficiándose de las apariciones en el buscador. Esto ha resultado conveniente para miles de micro empresas que se valieron de esta plataforma para sobrevivir durante la pandemia.

Algunas desventajas

Pese a todo el esfuerzo de Google para distinguirse de Amazon, ha presentado algunos inconvenientes. Recientemente algunos vendedores se han quejado de que los costos de envío de los productos por Google, son demasiado altos. Esto es algo que resulta poco ventajoso, sobre todo para los micro emprendedores.

Para ofrecer un servicio de “entrega al mismo Día” Google había contactado, en 2020, a Bill Ready, el ex director de operaciones de PayPal, que se encargaría de dirigir la estrategia de compras. Pero pronto se advirtió que este nuevo enfoque significaría una restricción a los ingresos por publicidad. Y eso es algo que quedó demostrado con las recientes quejas de los usuarios.

De todos modos, Google continúa apuntando a ser el Anti-Amazon usando esta jugada estratégica de e-commerce. Todavía no se sabe si realmente podrá cambiar los hábitos de compra de miles de personas que han estado fuertemente acostumbradas a hacer sus compras por amazon. Pero sin duda es una lucha sobre la que hay que estar atentos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 3,00 de 5)
Cargando...

También te puede interesar