KLM unió a completos extraños en una navidad en donde las barreras del lenguaje quedaron de lado

La navidad suele ser una época de alegría y unión familiar, sin embargo, muchas personas no llegaron a tener eso por diversos motivos que los hizo quedarse en el aeropuerto sin poder esta fecha disfrutar. Felizmente, la aerolínea KLM decidió hacer algo por ellos.

 

Los aeropuertos pueden ser lugares solitarios, especialmente si uno está viajando en épocas de navidad. Es por ello que KLM Royal Dutch Airlines decidió explotar su negocio de unir a las personas con una emotiva campaña que unió a completos extraños que se encontraban en la misma situación.

Connecting Seats

Connecting Seats” es el nombre de esta campaña creada por la gente de la agencia Tribal Amsterdam en donde, la noche del 20 de diciembre, en el aeropuerto Schiphol de Amsterdam, presentaron una experiencia memorable que unió a los viajeros gracias a un singular asiento que los ayudó a romper las barreras del idioma en tiempo real.

Gracias a sus parlantes incorporados, micrófono direccional y hardware conectado a la API de voz de Google Cloud, la API de traducción y la API de Web Speech, el asiento reconoce el idioma que uno está hablando y lo traduce automáticamente a la otra persona. Véanlo a continuación:

Esta acción publicitaria unió a viajeros de más de 30 nacionalidades diferentes y produjo algunas charlas cálidas y muy emocionales en las que los participantes intercambiaron sus puntos de vista sobre el mundo y sobre cómo celebran estas fechas. En ese momento, todos dejaron sus teléfonos o libros a un lado y se abrieron unos a otros.

 

“Connecting Seats” vuelve a ganarse los aplausos del público y llega como sucesor de la ya conocida campaña del 2016, “Bonding Buffet”, en la cual crearon una experiencia memorable que unió a los viajeros que se quedaron en el aeropuerto y que no quisieron desperdiciar de pasar una cena en buena compañía.

 

TAMBIÉN LES PUEDE INTERESAR:
¿Qué hacer cuando tu bebé empieza a llorar en pleno avión? JetBlue tiene la solución
Una temeraria acrobacia que involucra un avión, una bicicleta y un equilibrista
Dos deportistas extremos reciben un avión de Emirates de la más espectacular manera
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar