Pura Vida: el caso que cuestiona la credibilidad de una marca

Actualmente, la importante marca Gloria se ve en vuelta en un gran problema por un incidente ocurrido con uno de sus productos: Pura Vida. Desde el 2014, este producto ha sido exportado al mercado panameño, todo iba muy bien, incluso, su crecimiento fue rápido. Sin embargo, la Asociación Nacional de Ganaderos de este país anunció que lo se pensaba que era leche, en realidad era una bebida saborizada. Tras investigar sobre sus componentes, se descubrió que el producto no era lo que se decía y han prohibido su distribución.

Tras el escándalo, Gloria se pronunció y admitió que Pura vida no era puramente leche, pues como contenido tiene: lecitina de soya, estabilizantes, vitaminas A, C y D, una pequeña porción de leche casi descremada, leche de soya y esencia de leche. Lo que algunos se cuestionan, es que durante todos estos años, supuestamente, hemos recibido publicidad engañosa, pues nunca se pensó que se trataba de una bebida saborizada. 

Algunos comerciales de Pura Vida

Como se ve en algunos de sus comerciales, siempre se menciona al producto como leche, nada especifica lo contrario. ¿Cómo la marca podrá lidiar ante este problema? Según ellos, no estarán fuera del mercado panameño, pues lo que deben hacer es cambiar su etiqueta, el cual implica nos mostrar una vaca y especificar que es una “bebida evaporada”. A primera vista, no parece una solución muy compleja, sin embargo, su credibilidad se ha visto afectada e, indudablemente, esto causará una disminución en sus ventas.

En Perú, se ha pedido a Indecopi que investigue el caso, pues la “leche” que se exportaba a Panamá, es la misma que consumen los peruanos, entonces, por ser un producto que se produce en este país, se aplicaría una penalidad distinta a solamente dejar de permitir su distribución. Este vendría a ser un clásico caso de omisión, pues la marca podría decir que nunca negó el real contenido de su producto, solo que fue información omitida y que cuando lo han tenido que confirmar, lo han hecho sin titubeos.

Es en este tipo de situaciones en el cual nos ponemos en el lugar de las personas de las áreas de comunicaciones y sólo esperamos que las cabezas de Marketing hagan una buena estrategia para solucionar este problema que están atravesando. El reto está en volver a ganar la confianza de su público y lograr que este escándalo quede apañado con una ingeniosa campaña. Esperamos que más adelante, Gloria se convierta para las personas involucradas en esta área como el ejemplo de una importante marca que tuvo la capacidad de salir victoriosa de un problema como este.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar