¿Qué se necesita para que el cine peruano siga triunfando?

La importancia de la inversión privada en el cine nacional.


Desde pequeños hemos estado acondicionados, mayormente, al cine norteamericano o la llamada producción de Hollywood, situación que ha hecho que nos peguemos a la pantalla en mucha ocasiones pero dejando de lado, sin darnos cuenta, algo que recién está levantando: nuestro cine nacional. 
 
Si bien hemos sido testigos de excelentes producciones que se han quedado en la mente del consumidor, como “Gregorio” (1984), “La Ciudad y los Perros” (1985) y “Juliana” (1988), estas no gozaron de la popularidad que hoy hubieran tenido por las tendencias que hoy ayudan a lograr esto, entre ellas el Internet y las distintas tecnologías de producción que ayudan a facilitar el proceso.
 
 
 
 
Es por ello que en esta nueva era las películas nacionales han gozado de mayor éxito en cuanto a asistencia y a reconocimientos del exterior. Esto a su vez ha llevado a que se hagan mayores inversiones por parte de los patrocinadores y gracias al talento que hay en el Perú es que hoy podemos gozar de películas que han ganado un público nacional espectador que las sigue y aplaude.
 
De los últimos tres años, el 2014 se ha coronado por ser el año donde se realizó mayor cantidad de producciones locales con 17 cintas. De estas, dos tuvieron una inversión de $700,000, monto que nunca antes había recibido una película local. 
 
Esta nueva era del cine nacional se debe a, según Pierre Vandoorne, director de la Dirección Audiovisual, Fonografía y los Nuevos Medios (DAFO) del Ministerio de Cultura, la eficacia del marketing y las nuevas tendencias que juegan a favor de ello. 
 
Para Fernando Villarán, director de la película “Viejos Amigos”, “Asu Mare” significó un punto de quiebre al llevar a 3 millones de espectadores, lo que significa que los peruanos sí tenemos ganas de consumir cine nacional. Luego de esto el éxito de “A los 40”, “Secreto Matusita” y “Viejos Amigos” reafirmarían esto.
 
 
 
 
Vandoorne afirma que la vaya de inversión se ha elevado. Para ser más directos, el director indica que anteriormente el promedio de inversión en un largometraje en el Perú era de $350 mil, pero que películas como “Asu Mare”, “A los 40” y “Secreto Matusita” requirieron de costos que oscilan entre los $700 mil y $1 millón.
 
Como sucede en todos lados, la rentabilidad se mide por número de espectadores y para Miguel Valladares, gerente general de Tondero, esto ha dado éxito. Y es que su fórmula ha sido auspiciosa: tener patrocinadores por un paquete que combina películas comerciales con proyectos que puedan ir al frente en festivales internacionales. Vale hacer recordar que estos premios suman a todo el equipo de producción, al igual que en la publicidad, y ayudan a incrementar presupuestos.
 
Es por ello que, a la par del éxito de “A los 40”, la película “El elefante desaparecido”, la cual requirió una inversión de $500 mil, ha sido nominada a los Premios Goya del próximo año a pesar que sólo lleno 50 mil butacas en nuestro país.
 
 
 
 
Pero acá en el Perú somos más que comedia y terror. La productora Señor Z, creadores de la película de suspenso "Perro Guardián", nos lo han demostrado con 140 mil espectadores y una nominación al Festival de Montreal. Por otra parte, la comedia “Viejos Amigos” tuvo una inversión de $270 mil y fue vista por más de 470 mil espectadores, cosa que también muestra la preferencia de los peruanos por ese género.
 
A estas alturas muchos se estarán preguntando cómo es que las películas consiguen estas grandes cantidades de dinero, considerando lo difícil que es conseguir fondos para sea cual sea el rubro. Bueno, actualmente, la DAFO otorga fondos concursables de S/.550 mil para largometrajes de ficción a nivel nacional. ¿Y el resto? Los productores los consiguen de fondos extranjeros, auspicios o por nuevos modelos de producción.
 
 
 
 
En el caso de las películas de Tondero, el 70% de la inversión la cubre DirecTV, BBVA, entre otras. Pero en el caso de “Viejos Amigos” el 85% del costo total fue financiado con el premio DAFO y en el de “Perro Guardián” se dividió entre auspicios y ese mismo fondo.
 
Nuestro cine tiene para dar mucho más y es preciso que la inversión privada se ponga una mano en el corazón para que esta crecida continúe. Pero también es necesario que el gobierno ponga de su parte para así llegar más lejos mediante soluciones que hagan de esta labor mucho menos complicada. Ejemplo de ello es la famosa nueva Ley del Cine, la cual proponía crear un fondo cinematográfico con el 10% del costo de las entradas, pero al igual que muchas otras cosas, todo quedó en el tintero.
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Like it? Share with your friends!

1.2k Veces compartido
0
1.2k Veces compartido, 0 points
¿Cuál es tu reacción?
Entristece Entristece
0
Entristece
Lindo Lindo
0
Lindo
Enoja Enoja
0
Enoja
No me gusta No me gusta
0
No me gusta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta
Divierte Divierte
0
Divierte
Encanta Encanta
0
Encanta
Genial Genial
0
Genial
WTF WTF
0
WTF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué se necesita para que el cine peruano siga triunfando?

log in

reset password

Back to
log in