3 sencillas formas de reparar pilas recargables ‘muertas’

Antes de perder las esperanzas y gastar dinero, aprovecha estas tres sencillas formas de reparar pilas recargables ‘muertas’.

Sabemos que lo primero es la economía y el tiempo por lo que reconocemos que nuestros amigos fotógrafos a menudo utilizan baterías en AA o AAA para sus flashes, entre otros aparatos.

Es momento de hacerle la vida fácil y pasarle este datazo. Te aseguro que te lo agradecerá toda la vida.

Cabe resaltar que este no es ningún invento ni nada por estilo, pues si revisas en Youtube encontrarás cantidad de vídeos que te ofrecerán distintas soluciones para este detalle.

LEA MÁS: ¿Cómo tomar fotos profesionales para vender que sigan de moda?

PRIMERA MANERA DE REPARAR PILAS RECARGABLES

A continuación, las cosas que vamos a necesitar para hacer la ‘magia’ en esta ocasión son:

  • Paso 1: Tomamos cualquier pinza de barbacoa de metal completa (si no tienes en casa, puedes comprar una económica). Después procedemos a limpiar correctamente y secarla. Para esto ya debemos tener listas también las dos pilas (una ‘muerta’ y la otra totalmente cargada).
  • Paso 2: Ahora vamos a colocar la parte negativa (o sea el lado plano) de las dos pilas de manera que se las toque, como si estuvieran pegadas.

  • Paso 3: Pasamos a poner las dos baterías entre las abrazaderas de metal, ojo que siempre debemos estar asegurándonos que haya un buen contacto en todos los lados. Mantenerlo así alrededor de 30 segundos (no es necesario más tiempo).

  • Paso 4: Finalmente es momento de probar la pila descargada y luego recargarla en la máquina. Quedó como nueva ¿verdad?

Ya sabes que puedes repetir este procedimiento cada vez que la batería parezca morir. Ojo: no damos garantía que funcione siempre, o con qué tipo de pilas funcione, pero no estaría mal que lo intentes en casa.

VEA MÁS: Google lanza tres aplicaciones gratis para fotos experimentales

SEGUNDA MANERA DE REPARAR LA BATERÍA EN VEZ DE BOTARLA

Lo que necesitaremos para esta técnica lo describo ahora:

  • Cargador de pilas
  • Dos pilas (la ‘muerta’ y la buena)
  • Tijeras
  • Alambre plastificado (esos que vienen en el pan de molde). Este elemento es fundamental pues servirá como “puente de energía”.

  • Procedimiento 1: Con el alambre plastificado listo, pasaremos a pelar los dos extremos del precinto con las tijeras, con mucho cuidado.

ACOTACIÓN: Cuando colocamos las pilas en óptimas condiciones, el cargador las reconoce sin problemas y automáticamente comienza la carga.

Pero deseamos cargar la batería ‘muerta’, la máquina no la reconoce. Esto no significa que la pila esté malograda del todo, sino que no cuenta con la energía mínima que exige el cargador para ser reconocida.

  • Procedimiento 2: Para reactivar la pila gastada vamos a “puentearla” utilizando los extremos metálicos del alambre plastificado, pues son lo suficientemente delgados para alojarse entre el cargador y las pilas.

Lo mantenemos así durante 10 segundos y luego le quitamos el ‘puente’.

Verás que la pila gastada ya tiene la carga que exige la máquina para reconocerla y poder continuar con la carga.

TERCERA MANERA DE DEVOLVERLE LA VIDA A LA BATERÍA

En esta técnica de congelar la batería también es bastante simple de llevar a cabo.

  • Parte 1: Envuelve cada batería recargable muerta individualmente en plástico.
  • Procedimiento 2: Juntarlas y hacer un paquete con papel aluminio, sellándolo herméticamente.
  • Parte 3: Colocar las baterías envueltas y selladas en un congelador durante toda la noche.
  • Procedimiento 4: Retirar las baterías del congelador. Luego dejar que se calienten a temperatura ambiente.
  • Parte 5: Por último nos queda comprobar la carga de cada pieza con un probador de baterías o un multímetro. Si en caso la batería no se ha cargado, es probable que sea necesario hacerle un ‘zap’para que vuelva a revivir. 

¿Qué te parecieron estos consejos que te pueden sacar de apuros en pocos minutos? 

Esperemos que lo compartas con tus amigos para que dejen de desperdiciar estas baterías aparentemente defectuosas.

Recuerda que la reparación de este producto beneficia al medio ambiente y de pasada a tu bolsillo.

TE PUEDE INTERESAR: 

También te puede interesar