Todo lo que necesitas saber acerca del método Brenizer

No necesitas ser un experto para tomar buenas fotografías, todo dependerá de cómo utilices tu equipo Fotográfico. No siempre resulta fácil capturar buenas tomas, ya que en la fotografía intervienen diferentes aspectos como el tiempo, dedicación y dinero. Además, todos los fotógrafos deben probar nuevos formatos y experimentar al máximo su creatividad. La práctica es lo único que te ayudará a crecer como fotógrafo profesional, y una de las técnicas que ayudará es el método Brenizer. Si aún no has probado está técnica y no lo conoces, acá te explicaremos todo lo que deseas saber.

Método Brenizer: ¿Qué es y en qué consiste?

A este método brenizer también se le conoce como Bokeh Panorama o Bokehrama. Esta técnica se suele usar para recrear tomas con un gran ángulo de visión, pero con poca profundidad campo, con el objetivo de conseguir una imagen con más información y resaltar a nuestro sujeto.

Lo que haces con este método es capturar varias veces una misma escena, luego en el proceso de post- procesado se unen las diferentes capturas para formar una misma composición. Esta técnica es algo similar al del stitching, un método que captura varias veces una escena con el objetivo de crear una imagen panorámica.

El brenizer utiliza más para retratos o para fotografías de paisajes. El nombre se le dio por su creador, el fotógrafo de bodas Ryan Brenizer. Seguramente te estarás preguntando ¿qué tiene de especial el método Brenizer? Pues verás, permite que recrees tener imágenes más grandes por lo que su calidad es mayor.

Éste funciona como si estuvieras agrandando más el sensor de tu cámara. Aunque, el resultado es mucho más atractivo, además que te da la posibilidad de transformar totalmente tu objetivo en uno nuevo. ¿Cómo funciona? Por ejemplo, si estás usando un objetivo de 85mm con un número f/1.8, podrás tener una buena foto Brenizer, sin embargo, no podrás incluir otros elementos dentro de tu toma.

Por otro lado, cuanto más lejos estés del sujeto a fotografiar, menor será el impacto de tu instantánea. Es aquí donde resulta mejor usar el método brenizer, ya que permite abrir el cuadro sin afectar el foco. Con esto, conseguirás dar la ilusión de que estás trabajando con una apertura más dilatada.

¿Cómo aplicar el Método Brenizer? Consejos y ejemplos

Hasta el momento, sabemos que esta técnica consiste en armar una composición única uniendo partes más pequeñas de una misma escena para ampliar el ángulo de visión e incrementar el método Brenizer Bokeh. Pero, ¿exactamente cómo se hace? Pues, para que tengas todo más claro, voy a resumir algunos consejos con ejemplos que debes tomar en cuenta antes, durante y después de fotografiar, para que veas que tú también puedes hacerlo.

Aspectos antes de realizar una fotografía Brenizer

  • Escoge un lugar con patrones o elementos que podrían lucir muy llamativos aun con poca profundidad de campo. Por ejemplo, puedes trabajar en un parque o de noche en una calle muy iluminada. Asegúrate que en tu composición hayan colores y texturas porque te serán de gran ayuda.
  •  Es importante que visualices cómo quedará la imagen final. Recuerda que vas a tomar varias veces una misma escena y que luego serán unidas en un proceso de post-edición.
  • Es recomendable que antes practiques con objetos, así aprendes a manejar esta técnica. Por otro lado, si vas a fotografiar a una persona asegúrate que se encuentre en una posición cómoda, ya que puedes tardar algunos segundos.

Puntos clave durante el proceso del método Brenizer

  • Lo primero que tienes que hacer es configurar tu cámara en modo manual. Es importante que en todas las capturas tengas la misma exposición. Así, no tendrás problemas para fusionarlas en el post procesado. De igual manera, debes cuidar el balance de blancos, en todas tus tomas tienen que ser igual. No olvides el enfoque manual para evitar contratiempos.
  • El segundo punto importante es usar una gran apertura de diafragma. Utiliza la apertura más grande que admita tu lente. De esta manera, asegurarás un buen efecto bokeh o brenizer.
  • Configura el ISO más bajo posible. Así evitarás sobreexposición, recuerda que vas a usar un diafragma muy abierto puedes tener zonas quemadas o ruido en tus fotografías.
  • Mantén un orden en tus disparos. La mejor forma de asegurarte que no estás dejando nada por fuera es siguiendo una guía o esquema. Empieza desde la esquina superior izquierda del cuadro y avanza hacia la derecha. Luego, baja un poco y ve de un extremo a otro, tal como lo hiciste arriba. Continúa así hasta cubrir todos los elementos de la escena que te interesan.
  • Deja un margen de error, tal como lo harías con una panorámica. ¿Qué quiere decir esto? Significa que al hacer una nueva foto de la serie, debes incluir una porción del encuadre anterior para asegurarte de cubrir todo y no dejar espacios vacíos. De esta forma, podrás fusionar las imágenes en el post procesado sin complicaciones, obteniendo un resultado más natural.
  •  El número de fotos dependerá de qué tan amplio quieres que sea el cuadro final o de qué tanto sobrepones los encuadres. Hay quienes llegan a hacer hasta 70 fotografías. Sin embargo, para empezar a practicar puedes hacer de 10 a 15 fotos solamente.

Es momento de iniciar con el Post procesado

Fuente: Reginaldo Almeida

Una vez que hayas capturado todas las fotos necesarias, viene lo divertido. Algunos fotógrafos utilizan varios programas para fusionar las fotografías. Si lo consideras necesario, antes de abrir Photoshop, Autopano u otro software de edición para crear panorámicas, puedes importar las fotografías a Lightroom para sincronizar ajustes en toda la serie

En este caso, para unir todas las fotos se utilizó la herramienta de edición Adobe Photoshop. Es rápido y sencillo, no te preocupes que acá aprenderás los pasos el proceso de fusión.

  1.  Haz clic en Archivo > Automatizar > Photomerge
  2. Selecciona el grupo de fotos que vas a unir. Haz clic en la casilla “Fusionar imágenes” y en la columna “Composición”, selecciona “Automática” o “Cambiar posición” (con la práctica sabrás cuál te gusta más). Luego, Photoshop armará el rompecabezas.
  3.  Realiza un recorte para conseguir la imagen que deseas y ¡Listo!

Te puede Interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar