Un gato alegra la vida de su dueño diagnosticado con cáncer

 

Dicen que el mejor amigo del hombre es el perro, pero la verdad es que en este caso el mejor amigo de este niño es su gato. Conoce la historia de Ginja Ninja y Paeton.

 

Un gato alegra la vida de su dueño que fue diagnosticado con cáncer 2 (1)Love Meow

 

Ginja Ninja, es un tierno gato que fue abandonado por su familia hace más de 4 años, pero Paeton Morrow un niño de 12 años, lo rescato de la calle y lo llevo a su casa para cuidarlo y hacerlo muy feliz.

 

Un gato alegra la vida de su dueño que fue diagnosticado con cáncer 5 (1)Love Meow

 

“Mamá, el gatito está muy sucio y hambriento, debemos cuidarlo y protegerlo, es nuestra obligación” dijo Paeton a su madre el día que encontraron a Ginja.

 

“Lo llevamos al veterinario al día siguiente de encontrarlo, el gatito se encontraba bien, es así que decidimos llevarlo a nuestro hogar, desde ese entonces se convirtió en el mejor amigo de Paeton, los dos se llevan super bien y son super juguetones” , cuenta la madre.

 

Un gato alegra la vida de su dueño que fue diagnosticado con cáncer 6 (1)Love Meow

 

Pero la vida dio un giro inesperado para Paeton un par de años más tarde.

 

“Este año, en febrero, Paeton fue diagnosticado con cáncer a la sangre, fue una sorpresa inesperada, no lo podía creer, cuando recibí esa noticia me quede pasmada”, cuenta Morrow.

 

Un gato alegra la vida de su dueño que fue diagnosticado con cáncer3 (1)Love Meow

 

Desde ese entonces Ginja Ninja no ha querido alejarse del pequeño, todo el día está pendiente del menor.  “Se queda al lado de mi hijo después que este llega de las quimioterapias, lo cuida, duerme junto a él”, cuenta la madre del menor.

 

Un gato alegra la vida de su dueño que fue diagnosticado con cáncer 4Love Meow

 

“Con estos cuidados a mi hijo, Ginja, nos demuestra lo agradecido que está con nosotros y sobretodo con Paeton por haberlo salvado de la calle”, concluye Morrow.

 

Tener a tu lado una mascota que te necesita y que te demuestra su cariño hace que saques fuerzas de donde creías que no las tenías para sacarle a pasear, para asearle, para darle su comida y para prestarle la atención que necesita, con lo que tus problemas pasan a un segundo plano. 

 

A través del siguiente enlace, conoce a este husky que fue criado por gatos y ahora no sabe cómo ser un perro. 

 

 

También te puede interesar