7 razones por las que tus fotos deben cambiar de Raw a JPEG

Si hablamos de formato Raw, seguro se te viene rápidamente el tan escuchado “te da una mejor calidad de imagen”, y sí, tienen razón.

Pues su principal función es capturar las fotografías con alta calidad, de modo que al pasarlas descargarlas y las quieras cortar o escalar, la calidad de la imagen no se vea afectada.

Esta nueva tendencia ha hecho que muchos dejen de lado el formato JPEG, que no es malo, pero mucho lo creen así. Por eso hoy decidimos mostrarte 8 ventajas o razones de fotografiar en JPEG, que te hará cambiar de opinión en un dos por tres.

7 ventajas de fotografiar en este tipo de formato

 

1. Los archivo más pequeños traen muchos beneficios

Fuente: Google

Aunque el tamaño del archivo de una imagen depende en parte de lo que está capturando, las imágenes en bruto tienden a ser más grandes que los archivos JPEG. Esto podría ser como dos o tres veces el tamaño, o  incluso seis o siete, lo que trae muchos inconvenientes.

Una alternativa es capturar imágenes RAW pequeñas o medianas, aunque esto no siempre será apropiado si se quiere sacar el máximo provecho del sensor de tu cámara.

 

2. Mayor profundidad de ráfaga

Fuente: Google

¿Quieres capturar deportes o cualquier otra fotografía de acción?. El búfer de la cámara se llenará más rápido si tomas imágenes crudas o JPEG crudas o ambas. Ya que esto hará que se pueda disminuir la velocidad al disparar una ráfaga de imágenes. Por ello, al cambiar a la opción JPEG te permitirá disparar para una ráfaga más larga.

Aunque tienes que considerar que algunas cámaras pueden permitir esto hasta la capacidad de la tarjeta de memoria, por eso ten en cuenta de que tu tarjeta de memoria sea lo suficientemente rápida como para hacer frente a una gran cantidad de imágenes.

 

3. El procesamiento en la cámara a menudo es lo suficientemente bueno

Fuente: Google

Si bien es posible que pueda obtener excelentes resultados con tiempo y cuidado en postproducción, es muy posible que tu cámara haga un buen trabajo, y en un instante.

Ya que las cámaras de hoy en día son lo suficientemente modernas para procesar instantáneamente los píxeles defectuosos, reducen el ruido solo en áreas específicas de la escena y levantan las áreas oscuras para equilibrar mejor las exposiciones, por lo que tiene sentido aprovechar estas medidas de ahorro de tiempo.

 

4. Correcciones de lentes instantáneas

Fuente: Google

Uno de los beneficios menos mencionados de la captura digital sobre película es que la cámara puede procesar automáticamente una serie de correcciones, como viñetas, distorsión y aberración cromática.

Si comenzaste a tomar en una película donde esto no era posible, tal vez ya aprecies lo útil y el tiempo que ahorrarás para que esto ocurra sin pensarlo, especialmente si estás acostumbrado a usar gran angular.

 

5. No siempre necesitas Raw

Fuente: Google

No solo no procesará todas las fotografías que tomes, sino que es probable que no las veas todas las pequeñas diferencias en nitidez y reducción de ruido, que hacen mucha diferencia.

Muchas cámaras modernas tienen al menos un botón que se puede usar rápidamente para activar la grabación RAW, lo que significa que puede tomar fotos en JPEG para tomas diarias y cambiar rápidamente a Raw para las fotos que necesitan tener otro tipo de calidad.

 

6. Compatibilidad y uso instantáneos

Fuente: Google

Tan pronto como fotografíes un archivo JPEG, estará listo para usar y será compatible con una amplia gama de dispositivos. Por ejemplo, si requieres enviarlo rápidamente a alguien o subirlo a alguna web, red social, o imprimirlo, el JPEG es perfecto. Anímate. 

 

7. Ahorrarás tu valioso tiempo

Fuente: Google

El tiempo es una de las mayores ventajas de capturar archivos de este tipo. Pues podrás procesar archivos en bruto, lo que te ayudará a no tener que esperar demasiado para descargar, clasificar y almacenar todas tus fotografías.

 

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar