¿Cómo reacciona el público cuando un hombre es acosado sexualmente por una mujer?

El acoso sexual callejero hacia la mujer es una aberrante acción que, lamentablemente, crece cada vez más en la mayoría de países. Y si bien existen cientos de campañas que apoyan el derecho de la mujer, parece que esto no da resultado. Sin embargo, al parecer, hay algo que se ha dejado de lado y que también se debería de considerar, y es la forma cómo reacciona el público cuando un hombre es acosado sexualmente por una mujer, situación que también se da.

 

El acoso va a ser siempre acoso así suceda en una fiesta, en la iglesia o en el planeta Marte después que lo poblemos, situación de la cual muchas personas son víctimas día a día. Y si bien uno podría creer que a veces esto es exagerado, las cosas cambian cuando a uno esto le sucede.

 

Lamentablemente, para muchos, el acoso se ha convertido en una forma de broma que, asumen, uno debería saber aguantar. Y por supuesto que no. Sabemos que hay bromas y bromas, y sabemos a quién se las aguantamos y a quién no.

 

En la mayoría de los casos que conocemos o hemos escuchado es la mujer quien lleva la peor parte ya que se suele  dar mucho más y, para colmo, muchas veces terminan por no creerles. Pero esto no tapa un problema que también existe y es el del acoso sexual callejero hacia el hombre y el de la reacción del público ante ello, tal como nos lo muestra el conocido Youtuber Joey Salads en este experimento social.


Tal como lo muestra el vídeo, el acoso sexual hacia el hombre no solamente es aceptado por el público, sino que es hasta alentado. Por el contrario, cuando esto se da en la mujer, todos reaccionan de tal forma para protegerla, tal como en ambos casos debería serlo.

¿Qué significa esto? ¿Qué los hombres deberían de aceptar este tipo de violencia y ser más tolerantes? ¿O que las personas deberían de ser más consientes con los problemas que aquejan a la sociedad como un todo?

Si bien esto es solo un experimento, como humanos debemos comenzar a pensar en todas las consecuencias de nuestros actos, tanto a corto como a largo plazo, y ponernos en los zapatos del otro para saber si realmente deberíamos hacer algo o no.  Y sin importar el sexo, el género, la procedencia, la raza, la condición, el cómo somos o nos vemos, si es familiar o desconocido, ningún tipo de violencia o acoso debe ser aceptada por ningún motivo.

Para seguir con este tema, a continuación una campaña que muestra cómo la mujer ha sido utilizada como medio publicitario de una pésima manera.

También te puede interesar