¿Cómo superar los problemas comunes al realizar un diseño gráfico digital?

Aunque el diseño, puede ser un trabajo divertido, con mucha libertad artística e interacciones gratificantes con los clientes, también conlleva a problemas de diseño gráfico, como en todos los trabajos. En la era digital, casi todos los diseños se realizan en computadoras, por lo que hace que el trabajo sea más sencillo, más rápido y en su mayor parte del tiempo, más eficiente. Si no eres un experto en tecnología, puedes encontrar algunos inconvenientes que te pueden hacer querer gritar y arrancarte el pelo. Sabemos cómo es eso, así que para ayudarte y mantener tu cabello en tu cabeza, veremos algunos de los desafíos mas comunes que puedes enfrentar, y cómo puedes superarlos con la mínima frustración.

1.-Los problemas de diseño como la pérdida de archivos

¿Quizás hayas olvidado en algún momento respaldar los archivos de diseño gráfico del ordenador?. Estos son por lo general, los problemas de diseño más usuales que habrás pasado. Cuando la concentración te invade, puede ser difícil recordar la seguridad del archivo y solo con un clic incorrecto, o un mal funcionamiento y puf: ¡Tu archivo desapareció repentinamente!.

Esto es un completo desastre, ¿verdad?

Enfrentemos esto: Con la naturaleza de la tecnología táctil, necesitarás una solución de almacenamiento con recuperación de archivos integrada. La pérdida de estos puede ser en un abrir y cerrar de ojos, pero la recuperación puede ser igual de rápida. La recomendación más útil es el uso de Dropbox, Drive o un sistema de la nube, para que ya no debas preocuparte por el guardado y solo disfrutar del diseño.

2.- Enviar archivos de diseño gráfico pesados

A medida que estés trabajando en tus proyectos, es probable que el tamaño de los archivos de diseño gráfico aumenten hasta que sean demasiado grandes para enviarlos por correo electrónico, o compartirlos de otra manera conveniente.

Puedes intentar cualquier forma indirecta y técnica de enviar el proyecto a tu cliente. De igual forma es probable que todos te dejen frustrado y estresado. Dado que este es un problema tan frecuente, valdría la pena invertir en un servicio con el intercambio de archivos incorporado. No sólo le ahorrará mucho esfuerzo, sino que también salvará su relación con el cliente.

3.- Uno de los problemas sociales del diseño gráfico son las expectativas del cliente

Trabajar con el cliente, no siempre esta lleno de arco iris o unicornios, y aquí se desarrolla uno de los problemas sociales de diseño gráfico. La imaginación de ellos puede llegar a huir, y asimismo empezar a hacer demandas que están fuera de lo posible. El primer paso para gestionar las expectativas poco realistas de tu cliente, es evitar que se creen. Puedes ser optimista sin darle a su cliente una idea errónea; y simplemente apegarse a lo que sabe que puede realizar. ¡Luego sorprenderlo aún más!

Cuando su proyecto empiece a avanzar, asegúrese de mantener a su cliente actualizado constantemente. Sea lo más transparente posible con el trabajo que esta realizando. Un informe programado regularmente es la mejor manera de lograr esto. Asegúrese de que sea comprensible e interesante para el cliente. Es importante escuchar lo que el cliente quiere en este proceso, pero si se comienza a pedir demandas poco realistas, entonces no tenga miedo de decir no. Puede advertir que esas demandas tienen otro costo.

4.- La actitud frente a la Desvalorización del diseño gráfico

Como seres humanos, no siempre somos los mejores es recibir críticas, especialmente una desvalorización del diseño gráfico que nos ha costado mucho tiempo y esfuerzo. Sin embargo, es importante darse cuenta de que la retroalimentación negativa, no siempre es un ataque personal, aunque pueda parecerlo. Si tomas las críticas demasiado personal, entonces puede impedir que hagas un buen trabajo y hacerte dudar de ti mismo, en lugar de convertirte en un buen diseñador. En lugar de regañarte, pregúntate qué es lo que has aprendido. Enmarcarlo como positivo en vez de negativo. Este hábito es complejo de aprender, pero, si es posible y muy necesario para el crecimiento personal.

5.- Destacando tus ideas creativas del diseño gráfico dentro de la multitud

Ser el único en el campo competitivo, destacando por tus ideas creativas de diseño gráfico, puede ser realmente un desafío. Con tantos diseñadores extravagantes y talentosos, a veces puede parecer casi imposible destacarse. pero existen varios enfoques realmente efectivos que puede utilizar para promocionarse. Quieres ser único, ¿verdad? Así que, ¡hazte único!. Asegúrate de tener su propio estilo, ya sea con tu portafolio, tu sitio web o tus redes sociales.

Los diferentes estilos atraerán a una diversidad de personas, así que asegúrese de saber quién es tu público objetivo y considérelo en todo lo que haces. De esta manera, el campo de juego se reducirá un poco y será más fácil destacar entre sus competidores.

Red, red, red: siempre hay redes, ya sea en línea o en persona. Ponte en la mente de la gente y muestra tu trabajo donde puedas. En este sentido, no sólo son útiles las plataformas de redes sociales habituales, sino que también puedes comenzar tu propio blog, con información acerca de tus  proyectos, la industria o incluso tu vida en general. Lo que sea que haga referencia a tu nombre.

 

6.- Uno de los problemas que resuelve el diseño gráfico es el bloqueo creativo

Cuando el tener que ser creativo, es tu trabajo completo, tener un bloqueo no solo puede ser frustrante, sino que también puede poner en riesgo sus ingresos. Si bien no hay forma de evitarlos, hay varias formas en que puede pasar, y ojalá salir de eso.

Tienes que hacer algo y saber que hay problemas que resuelve el diseño gráfico en su mayoría. No tiene que ser bueno, o incluso mediocre, simplemente coloca la pluma en el papel (literal o figurativamente) y llena ese lienzo en blanco con un montón de algo. La mayoría de los bloqueos creativos, provienen de estar tenso y presionarte a ti mismo para que te salga bien, así que solo relájate por un rato. Quién sabe, tal vez tu algo sea realmente bueno después de todo.

Todo está en tu cabeza. Verdaderamente. ¿Y sabes qué es lo bueno de eso?. Que solo tú puedes cambiar tu forma de pensar. No pienses que te estas quedando sin ideas, tu cerebro solo te está empujando para que crees mejores. Simplemente no pienses por un tiempo. Sal a lavar la ropa, lava los platos, ve de compras y solo piensa en cualquier otra cosa. Luego regresa con una mente clara y optimista para seguir realizando tu trabajo.

No te limites a ese momento perfecto. Es probable que ese momento nunca llegue. En su lugar, propone muchas ideas, naturalmente, no todas serán buenas, y elige la que más te guste. Si tu mente quiere crear basura por un tiempo, deja que cree basura. Puedes ir a buscar en el basurero y encontrar el tesoro más grande.

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar