Conoce a la mujer que fotografía la vida de animales salvajes

Dejar toda tu vida atrás por arriesgarte a hacer nuevos cambios en ella es difícil y eso bien lo sabe Hennie van Heerden, quien arriesgó todo, dejando su exitosa carrera como asistente ejecutiva, por aventurarse a ser una fotógrafa de vida salvaje o silvestre como algunos lo llaman.

Ella no lo pensó dos veces y decidió que donde estaba no era feliz, así que emprendió un nuevo proyecto que la haga feliz (además de viajar por todo el mundo) y que más que incluya la fotografía, algo que le apasiona desde años atrás.

Se une a Flickr en el 2006 y en el 2010 es parte de una comunidad muy unida de fotógrafos de vida salvaje.

Alto y Poderoso

Bijeneters, Gambia

Gladiadores

A través de ellas, refleja su amor por ellos, como ella misma lo dice: “Crecí en lo que se podría llamar un mini-zoo. Tuvimos perros, gatos, vacas, cerdos, pollos, periquitos, cientos de pequeños patos coloridos (mi padre los crió como un pasatiempo), faisanes, conejos, peces, gansos, canarios”. Es de ahí de donde viene la pasión por fotografiar, sin duda.

También nos cuenta que ella vivía en una granja, pero sus padres no eran granjeros, a diferencia de sus abuelos, que sí lo fueron. Por eso ella y su hermana no llevaban la rutina de un granjero, ya que siempre paraban jugando con los animales o pasando el tiempo en el rió. Por eso es que siente gran apego a ellos y es como si estuviera en su zona segura, a pesar de que muchos de estos son muy peligrosos.

Hermanas

Kikelezi – Mujer e hija bebiendo

La fuente

Y lo demuestra ahora, que constantemente hace viajes a África, donde se encuentran lo más salvaje de la vida animal. Ahí realiza fotografías de animales que se encuentran en reservas naturales, sin importar que tan feroces, grande o pequeños son.

Hennie es una mujer con mucha tenacidad, fuerza, paciente, precisa y muy hábil al momento de fotografiar, tal como ella lo indicaba: “Me gusta el desafío de la fotografía de vida silvestre. Un animal se mueve, parpadea, vuela y a menudo está haciendo muchas cosas inesperadas, lo que hace que sea más difícil hacer una captura perfecta.” Por eso indica que le encantan los desafíos y definitivamente este es el más grande.

Magenta Throated Woodstar

Hacer su marca

Martín pescador en exhibición

Cuando son animales pequeños, le gusta fotografiar en primer plano, como a pájaros e insectos, mientras que para fotografiar a animales un poco más grandes, como leopardos o elefantes, les hace la toma en su hábitat. Ya que sabe que a pesar de que son libres, tiene que tener un respeto por su entorno.

Su precisión y habilidad es tan buena, que es capaz de fotografiar el momento exacto. Donde refleja todo lo que representa la vida salvaje. Por ello, en países como costa Rica y Gambia, la consideraran la mejor fotógrafa de esta categoría. Toda una capa.

El espíritu del otoño pasado

Un visitante en Umgodi

Y gracias a ser tan buena, cuenta con diferentes proyectos, como trabajar para Canon Japón, estar a la cabeza de una de las asociaciones de fotografía de naturaleza más grandes de Holanda y trabajar con su esposo en su propia reserva natural.

La cual consiguió gracias a que en los últimos 25 años ha comprado varios terrenos consecutivos a sus propiedades y en ellos ha plantado más de 15 mil árboles para devolver a varios de nuestros amigos salvajes a su habitad natural. Con ello, Hennie nos da un gran mensaje, el cual es que para ser un gran profesional y tener éxito en lo haces, tienes que amar lo que haces, sino no darás frutos y muchos menos podrás ayudar. Tal como ella lo hace con su reserva natural.

 

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar