Consejos para saber cómo poner fondo blanco a una foto

Para muchas personas lograr una fotografía con fondo blanco puede parecer sencillo, sin embargo no solo basta con colocar una tela blanca o una cartulina. La clave está en utilizar los elementos adecuados y saber cómo manejarlos. Si aún no conoces todos los detalles, a continuación te enseñamos los consejos para saber cómo poner fondo blanco a una foto.

Es importante seleccionar el material para tu fondo blanco de fotografía

Lo primero que se requiere para tu fondo blanco de fotografía es saber elegir un buen material claro y sin arrugas. Antes de usarlo, comprueba que el accesorio esté completamente limpio, además asegúrate de haberla planchado antes. Recuerda que las telas tienden a maltratarse y a mancharse, esto perjudicará tu retrato al momento de comenzar a editar. Si quieres evitar todo este procedimiento, puede adquirir un rollo de papel para estudio fotográfico, de esa forma evitarás las arrugas y trabajarás sin ningún contratiempo al momento de editar.

La buena iluminación de fondo blanco para fotos es fundamental

Otro de los puntos claves para obtener un fondo blanco para fotos es la buena iluminación Si a pesar de contar con un fondo neutro , te das cuenta que tu instantánea toma el color de un tono gris en lugar de blanco, esto se debe a la falta de luminosidad en tu estudio. Para ello, se necesita de luces artificiales que iluminen el fondo. En caso no cuentes con este elemento, tienes la opción de  tomar la foto a contraluz. Si optas por esta última alternativa, lo primero que debes hacer es exponer de manera correcta a la persona a fotografiar, luego de eso asegúrate que la parte de atrás quede sobreexpuesto.

Se requiere una distancia adecuada entre el sujeto y el fondo blanco de una fotografía

Si quieres que tu fondo blanco de una fotografía quede perfecto, necesitas colocar en una distancia adecuada al sujeto a fotografiar. Esto debido a que mientras más cerca se encuentre la persona del fondo, más sombra se creará en el retrato y a la vez se notará una deficiencia de luz. Asimismo esto dependerá mucho de la posición en las que se encuentren ubicadas las luces.

Para poner fondo blanco a una imagen, se requiere comprobar el balance de blancos

No te olvides de jugar con el balance de blanco para poner fondo blanco a una imagen. Esto es importante porque afectará la tonalidad y colores de las fotos. Comprueba si estás utilizando el ajuste correcto para el tipo de iluminación que estás manejando, ya sea natural o artificial. De igual manera puedes ajustarlo manualmente y así también obtendrás buenos resultados en tu instantánea.

Un segundo flash podría ayudar a conseguir un buen fondo blanco para una foto

Si los resultados que obtuviste del fondo blanco para una foto no son lo que esperabas. Quizá es porque necesitas de un segundo flash. Con ello puedes complementar la acción del primer flash y conseguir un resultado más nítido y natural.También puedes optar por usar un reflector en una ubicación opuesta y así suavizar las sombras de la imagen.

Puedes innovar al poner fondo blanco en una foto con la fotografía en clave alta

Finalmente, dale un toque único al poner fondo blanco en una foto con la fotografía en clave alta. Este se caracteriza por tener predominancia sobre los tonos claros lo que incluye el blanco puro a gran detalle. La utilizan como una perfecta representación de situaciones divertidas y alegres que logran transmitir amor y tranquilidad. Para este tipo de fotografía, se necesita de un fondo neutro como pieza fundamental. Es por ese motivo que estos dos elementos se juntan para conseguir una instantánea innovadora.

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar