Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción

Jungle Jail (Jungla en la cárcel, en español) es un cortometraje animado, de 8 minutos, que narra, desde una mirada distinta, lo que viven muchos presidiarios en las cárceles de todo el mundo, por lo que ir a prisión no es para nadie una opción.

 

La historia trata, de manera cómica, sobre las desventuras del protagonista, quien es el reo nuevo de una de las prisiones más peligrosas de la ciudad, y que debido a su apariencia pequeña y débil, es agredido constantemente por sus compañeros.

 

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 1

Fuente: Golden short 

 

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 2

Fuente: Daily Motion

 

Estos maltratos continúan hasta que, al parecer, él logra vencer al más temido, bravucón y súper musculoso de entre todos los presos y ocupa su lugar como el mandamás de la cárcel, volviéndose alguien despiadado. Todo parece transcurrir como él quisiera, pero la historia da un giro inesperado.

 

Este entretenido corto de origen francés fue realizado en el 2008 por Mathieu Arnoux, Hugo Ciersniak, Bruce Nguyen Van Lan y Aymeric Palermo y hasta la fecha tiene más de 12 millones 738 mil visualizaciones en Youtube.

 

TE PUEDE INTERESAR: Un emotivo cortometraje sobre la batalla de una niña contra el cáncer.

 

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 3

Fuente: Huuheldeinkino

 

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 4

Fuente: Huuheldeinkino

 

 

Como nos muestra el cortometraje, la vida dentro de una cárcel está llena de más violencia y abusos, pero muchas veces estos actos no solo son perpetrados por los mismos prisioneros, sino también por las autoridades del recinto y por los responsables políticos que determinan (o incumplen) las leyes que legislan estos centros penitenciarios.

 

El tema de la situación crítica en las cárceles de todo el mundo es bastante controversial. Hay personas que defienden y justifican los maltratos que sufren los reos, alegando que muchos de ellos son delincuentes peligrosos, han cometido crímenes terribles, como asesinatos, violaciones, terrorismo, secuestro, extorsión, y merecen ser castigados.

 

TE PUEDE INTERESAR: Presos de la cárcel distrital de Bogotá promocionan un festival de cine.

 

Pero, en una sociedad como la nuestra marcada por la desigualdad económica, la mayoría de personas en prisión están allí por delitos contra el patrimonio (robos), siendo muchos de ellos a causa de alguna adicción a las drogas, o por transportar drogas de un lugar a otro (burriers). Y en esto radica la importancia y urgencia de combatir el narcotráfico, un factor clave en el incremento de la inseguridad ciudadana.

 

En las cárceles de gran parte del mundo se cometen violaciones a los derechos humanos y sus principales problemas son el hacinamiento, castigos excesivos, pésimas condiciones de higiene y falta de atención médica, además, de los maltratados y peleas entre los mismos reos, que nos le queda más que tratar de sobrevivir, como si se tratase de una verdadera jungla, pero cruel.

 

Cárcel Modelo – Bogotá, Colombia

CARCEL MODELO DE BOGOTAMARZO 18 DE 2004FOTO LEON DARIO PELAEZ- SEMANA

Fuente: Jessi Jr blog 

 

Reclusorio Oriente – México

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 6

Fuente: Proceso 

 

En México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en su Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2015, subrayó graves deficiencias en el sistema penitenciario mexicano: hasta 73 cárceles están autogobernadas por los reos, no hay servicios de salud adecuados y, en algunos recintos, las celdas diseñadas para 4 personas, alberguen a 30.

 

La integridad física y moral del interno también se ve vulnerada en Perú, donde cumplir con los principios constitucionales y las normas legales respecto a la finalidad de la prisión como resocializadora continúa siendo un gran desafío. En las cárceles peruanas se cometen una serie de abusos contra los prisioneros y hay muchas personas con prisión no justificada.

 

En Colombia, internos de la cárcel El Bosque de Barranquilla se amotinaron. Los 1.900 detenidos, confinados en un área con capacidad para 500, reclamaban atención médica urgente. Entre ellos estaban cerca de 10 presos con tuberculosis. Asimismo, videos en las cárceles de Valledupar y Bucaramanga muestran a varios guardianes cometiendo tratos inhumanos contra algunos internos.

 

 Penal de Lurigancho – Perú

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 7

Fuente: Ministerio de Justicia 

 

Centro de Detencion Eloy – Estados Unidos

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 8

Fuente: Univisión

 

La cárcel de alta seguridad de Guantánamo, ubicada en Cuba, es un no de los casos más resaltantes de este tipo de violaciones de derechos humanos. Es usada como centro de detención para personas acusadas de terrorismo, la mayoría de ellos detenidos en Afganistán.

 

Informes de las Naciones Unidas señalan que existe evidencias de que algunos detenidos han sido torturados y denuncian alimentaciones forzosas a prisioneros en huelga de hambre e interrogatorios llevados a cabo tras confinamientos solitarios prolongados o en condiciones extremas de temperatura, luz y ruido.

 

A finales de 2004, un informe de la Cruz Roja Internacional y la filtración de memorandos del FBI reconocían el uso en la base de tácticas de coerción psicológica y física equivalentes a torturas, hechos que fueron reconocidos en una investigación militar y en junio de 2005 por el Departamento de Defensa.

 

Centro de detención Guantánamo

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 9

Fuente: Wikipedia 

 

Centro de detención Guantánamo

Este cortometraje nos muestra que ir a la cárcel no es para nadie una opción 10

Fuente: IB Times

 

Además, según Amnistía Internacional, cerca de 17 de los detenidos eran menores de edad. Años después, Estados Unidos admitió que habían retenido a 12 menores, uno de ellos se suicidó. De 2003 a 2011 habían muerto siete prisioneros en Guantánamo, de los que cinco cometieron suicidio entre 2006 y 2009, uno murió de cáncer y, en 2011, otro falleció de repente.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar