La ciencia te explica por qué los bebés huelen tan bien

 

De manera consciente o no, una de las primeras cosas que hace la gente cuando sostiene un bebé muy pequeño es respirar profundamente su olor, pero ¿alguna vez te has preguntado por qué ese olor es tan rico? Y no hablamos del aroma de la loción o talco que les ponen después del baño, sino a ese peculiar olor natural que desaparece con el tiempo.

 

Pues, ese olor indescriptible que desprenden los bebés durante las primeras semanas de vida tiene una explicación. Ese aroma es muy importante, ya que según varios estudios científicos, ayuda a formar un vínculo fuerte entre la madre y su pequeño hijo.

 

 

¿De dónde proviene?

Ese olor que tanto aman las mamás desaparece aproximadamente seis semanas después del nacimiento. Según SciShow, cuenta de YouTube con contenido científico, este aroma es originado por los sobrantes del líquido amniótico que quedan en el cuerpo del bebé y por la sustancia blanca, vérnix caseosa, que se forma en su cuerpo y que cubre su piel.

 

Además los bebés no huelen mal porque no poseen glándulas sudoríparas apocrinas activas y los mecanismos que regulan la transpiración aún se encuentran en una etapa precaria. Las glándulas apocrinas producen sustancias que son las responsables del olor característico de zonas como las axilas y los órganos sexuales.

 

 

Un estudio publicado en la revista médica Frontiers menciona que cuando una madre huele a su hijo se activan en el cerebro mecanismos similares a los que le ocurren a un adicto cuando consume droga, por lo que se cree que esto ayuda a establecer una relación química con su mamá.

 

Esto hace que en las mujeres se active una necesidad biológica de brindar protección y alimento a su cría. Así como las miradas y la voz, el olor corporal (de ambos) es una forma de conexión más entre la madre y su bebé.

 

 

¿Y qué pasa con los hombres y el olor de bebé?

The New York Times puede darnos algunas luces sobre este punto. El diario estadounidense informa que uno de los investigadores del estudio, Johan Lundstrom del Centro Químico Monell, señala que un proceso similar puede tener lugar en los hombres, así que padres no se sientan olvidados.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

También te puede interesar

Cómo sobrellevar una ruptura

Se acabó. Se terminó. Los bonitos días se han ido y ahora llega la parte difícil: olvidar. Cuando una relación se acaba, haya sido corta o larga, [...]