Este perro rescató a su oso de peluche de la lavadora de ropa

Algunas veces los perros se obsesionan con un juguete que les gusta más que los demás y no quieren soltarlo nunca. Es el caso de Golden Retriever que ama a su oso de peluche por sobre todas las cosas y no permitió que su amiga humana lo separara de su lado para darle un baño en la lavadora.

 

Al parecer, para el perro su oso no volvería a ser el mismo tras ese baño que lo dejaría limpio, esponjoso y oliendo a flores, así que decidió actuar ante lo que le pasaría a su tan querido amigo.

 

 

En tanto, la dueña del animal, sabía que su mascota no aceptaría esa «terrible» medida en contra de su peluche y, por lo mismo, resolvió poner una cámara oculta y ver de lo que era capaz para rescatarlo.

 

Finalmente, el perro rescató a su peluche y ambos se marcharon felices. Sin embargo, esta obsesión en la que caen muchos canes por determinados objetos tiene una explicación y no necesariamente es tierna o divertida.

 

 

Los perros suelen ser posesivos con las cosas que consideran valiosas, como los juguetes, la comida o las cuerdas”, comentó Deborah Jones, psicóloga y adiestradora canina de la ciudad de Akron, en Ohio, Estados Unidos.

 

Explicó que esta conducta proviene de sus antepasados, los lobos, quienes andan en manada y donde existe la ley de la posesión, en especial, cuando escasean los recursos. Pero, incluso en la vida salvaje hay una norma importante que respetan y es que nadie puede apoderarse de algo que le pertenece a un miembro superior en la jerarquía.

 

Este es el video del rescate del oso

 

Según Irish King, psicóloga canina de la Sociedad Humanitaria de Marín, California, “cuando el perro toma un juguete y no lo quiere devolver o pone una mirada desafiante está cuestionando la autoridad de su humano«. Es decir, ha olvidado la norma básica mencionada.

 

Señaló que la obsesión de un animal es a causa del estrés y ansiedad que siente y que no fueron controlados a tiempo. «Cuando nos reímos al ver un perro obsesionado es lo mismo que reírnos de una persona que tiene alguna adicción seria«. 

 

Este perro rescató a su oso de peluche de la lavadora de ropa 1

Mascota Fiel

 

Este problema, con el tiempo, puede conducir a una actitud agresiva hacia la propia familia y a extraños, entre otros problemas. Lo que se debe procurar hacer en esos casos es enseñarle a compartir las cosas y respetar la autoridad.

 

El comportamiento de los perros dista mucho al de otros animales, tanto así que al comparar con el de los gatos, podemos pensar -con algo de humor- que son de planetas diferentes. En el siguiente enlace, conoce cuáles son estas principales diferencias.

También te puede interesar