Padres se comen las golosinas de Halloween de sus hijos y sus respuestas lo son todo

Al igual que años anteriores, el comediante y presentador Jimmy Kimmel presentó una nueva versión de su ya conocida broma de Halloween en donde les pide a los padres de su audiencia que filmen la reacción de sus hijos ante una situación que a la mayoría de niños descontrola.

 

PUEDEN VER: Una broma de El Conjuro 2 que sus víctimas nunca olvidarán

 

Como se imaginarán, los caramelos y demás golosinas obtenidas durante el largo recorrido de la Noche de Brujas son uno de los botines más preciados y se convierten en el motivo de vida de estos pequeños hasta que se los terminen. ¿Pero qué pasaría si alguien más decide comérselos a sus espaldas?

 

 

I Told My Kids I Ate All Their Halloween Candy” se ha convertido en una clásico de estas fechas y, tal como lo indica su nombre, muestra a distintos padres diciéndoles a sus hijos que se han comido todas las golosinas que recolectaron durante el día de Halloween, para así conocer sus reacciones y cordura. Véanlo a continuación:

 

Jimmy Kimmel Live – Halloween 2016

 

El éxito que esta parodia ha tenido durante todos estos años ha sido tremendo, sin embargo, existe también un grupo de detractores que indican que el llanto de un niño no debería de considerarse como algo divertido. ¿Ustedes qué opinan?

 

Conozcan a través del enlace a continuación la broma que una chica decidió hacer a su novio luego de una noche de copas y que ha sido muy criticada en Internet.

 

También te puede interesar