Benjamin Shine, el artista que le da vida a la tela

¿Quién no recuerda los tutú, esas faldas hechas de tul, que muchas niñas y niños nos hemos puesto para saltar y dar volteretas libres y torpes cuando nuestro sueño era interpretar al hermoso cisne blanco de la obra de ballet “El Lago de Los Cisnes”?

 

Pues, el artista británico, Benjamin Shine, a quien le encanta experimentar con diferentes texturas y objetos para crear sus obras, ha encontrado otro uso para este tejido ligero que forma una especie de malla.

 

Benjamin Shine, el artista que le da vida a la tela6

Fuente: Benjamin Shine

 

En su última muestra, denominada “El baile”, que se encontraba en exhibición hasta enero pasado en el Centro Canberra, en Australia, Shine explora la idea de transitoriedad y de lo efímero, a través de las cualidades inherentes de más de 200 metros de tul. Cada detalle de las piezas se hizo a mano, incluyendo el plisado, las capas y la costura.

 

Benjamin Shine, el artista que le da vida a la tela1

Fuente: Benjamin Shine

 

Benjamin, en esta instalación, creó escenas realistas e intrincados retratos llenos de luz, sombra y dimensión, que desde lejos parecían estar pintados cuidadosamente con la mejor técnica en pintura, pero una vez cerca, se observaba increíbles figuras, de entre 10 y 50 metros, elaboradas a partir de rollos de tela de tul doblada.

 

Benjamin Shine, el artista que le da vida a la tela5

Fuente: Benjamin Shine

 

La técnica de doblar y planchar tiras largas de tul para realizar figuras hizo que esta proyección de cuadros de gente en movimiento y caras sumamente expresivas pareciera flotar sin esfuerzo por el aire. En “El Baile”, el tul sirvió para “pintar” cinco imágenes: el rostro de una mujer y de un hombre, así como tres escenas de personas danzando.

 

Benjamin Shine, el artista que le da vida a la tela2

Fuente: Benjamin Shine

 

 

El artista, que en la actualidad reside en Sydney, explicó que concibió por primera vez esta idea cuando vio una bola arrugada de tul en el piso de su estudio y se dio cuenta de su potencial. “Si presionamos un pedazo de tul detrás de un vidrio, diversos tonos se hacen evidentes y a raíz de eso, empecé a probar formas y crear imágenes mediante la manipulación de los pliegues de esta tela”, comentó.

 

Uno de los proyectos más reconocidos de Shine es el retrato de la recordada actriz británica-estadounidense, Elizabeth Taylor, hecho con telas negras. 

 

Benjamin Shine, el artista que le da vida a la tela

Fuente: Benjamin Shine

 

A veces olvidamos el poder que tienen los materiales, pero por medio de este enlace verás lo que realizó este gran dúo de artistas Hari y Deepti (quiénes lo tienen muy claro). Ellos son los responsables de unos fabulosos dioramas de papel que han sido creados dentro de cajas con luces para mostrar de manera majestuosa cada una de las escenas que llevan dentro, como bosques espesos, piscinas de agua o cuevas subterráneas habitadas por espíritus y criaturas fantásticas. 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

También te puede interesar