Científicos están transformando arañas muertas en necrobots

Científicos están transformando arañas muertas en necrobots

¿Robots muertos espeluznantes? Científicos están transformando arañas muertas en necrobots.

Arañas muertas, necrobots

Faye Yap, una estudiante graduada en ingeniería mecánica, se preguntó si una araña muerta enrollada en el pasillo podría ser utilizada como un componente de robot. Puede sonar espeluznante para algunas personas presenciar una araña muerta con pinzas mecánicas. Pero también puede tener ventajas reales.

Las patas de araña son capaces de agarrar de forma suave y segura objetos enormes, delicados y de forma asimétrica sin dañarlos. Por lo tanto, Yap y sus compañeros de trabajo en la Universidad de Rice desarrollaron un método para hacer que las patas de una araña muerta se desplieguen. Y así puedan agarrar objetos en asociación con el ingeniero mecánico, Daniel Preston. Llamaron a esta nueva rama de la robótica «necrobotics».

Cómo funcionan los necrobots

Curiosamente, las patas de araña no se extienden por los músculos, sino más bien por la presión hidráulica. Cuando la cámara de prosoma, también conocida como cefalotórax, se contrae, el líquido interno del cuerpo se fuerza en las piernas, lo que hace que se alarguen. 

El equipo tuvo que insertar una aguja en la cámara de prosoma de la araña y luego usar un poco de superpegamento para sellar la punta de la aguja. Las patas de la araña pueden hacerse completamente móviles en menos de un segundo. Simplemente inflando la jeringa con una pequeña bocanada de aire.

Los científicos consiguieron que la araña muerta agarrara una pequeña bola, y usaron ese experimento para calcular la fuerza de agarre más alta, que era de 0,35 milinetones. Después de eso, realizaron una demostración en la que se usó una araña muerta para recoger artículos frágiles y electrónicos. Además, demostraron que la araña podía soportar el peso de otra araña del mismo tamaño.

Arañas muertas, necrobots

Usos futuros de estas arañas muertas

Uno de los usos que el equipo prevé para esta invención es la micromanipulación, que puede aplicarse a objetos como dispositivos microelectrónicos. Dado que las arañas pueden ser biodegradadas, utilizarlas como componentes de robots reduciría el desperdicio en la industria de la robótica. Sin embargo, la pinza de araña muerta tiene un inconveniente sorprendente. Porque después de dos días o 1,000 ciclos de apertura y cierre, comienza a mostrar signos de desgaste.

Cuando las arañas lobo fueron recubiertas de cera de abeja, los investigadores encontraron que durante 10 días, su masa disminuyó 17 veces menos que la araña no recubierta. Lo que indica que la cera de abeja aumentó la retención de agua. Además, prolongó la función del sistema hidráulico.

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

También te puede interesar