Crea una secuencia de fotos contando una historia

Conoce comó hacer una historia con fotografias

En este artículo, te contamos cómo crear una secuencia de fotos contando una historia a través de la fotografía narrativa.

Cómo se llama contar una historia con fotos

define la trama cómo hacer una historia con fotos

El contar una historia a través de fotos es una técnica llamada fotografía narrativa. La fotografía narrativa es una forma de expresión artística que crea una historia a través del uso de fotografías. Fotográficamente, las historias pueden ser contadas a través de una o más imágenes fijas. En ese sentido, puedes usar una o varias fotos en serie para contar una historia de principio a fin. 

Adicionalmente, la fotografía narrativa se basa en el contexto y el efecto emocional para provocar una reacción en el espectador. Por eso, el objetivo de un fotógrafo narrativo es crear una conexión emocional al contar una historia en sus fotos. Una secuencia de fotos contando una historia alude a la frase una imagen vale más de mil palabras. A veces, capturamos imágenes de objetos o escenas que dicen más de lo que podríamos decir al tratar de explicarla. Por eso mismo, te hacemos saber que existe una rama fotográfica encargada de crear secuencia de fotos contando una historia.

Cómo se llama a la secuencia de fotos

En la fotografía narrativa se pueden realizar secuencias de fotos bajo el nombre de Serie o Secuencia. El término Serie se refiere a la existencia de una sucesión o cadena de imágenes que narran una historia en conjunto. Del mismo modo, la palabra secuencia hace alusión a la serie ordenada y continuada de imágenes que cuentan una narrativa.  

En fotografía, el uso de estos dos términos se da para referirse a construcciones gráficas secuenciales. Es decir, describen al conjunto de dos o más imágenes que poseen una unidad temática o técnica y que presentan una historia. La peculiaridad de esta Secuencia es que si se retira uno de los elementos, la relación del conjunto se vería destruida. Cabe resaltar que las Series fotográficas deben mantener armonía y calidad.

Cómo hacer una secuencia de fotos para contar una historia 

Hay muchas formas de contar historias. Una de ellas es a través de una secuencia de fotos. Las imágenes narrativas pueden expresar muchas emociones y contarnos diversas historias. Con solo una foto, puedes transmitir mucha información. Por lo que, con una secuencia de fotos podrás expresar aún más sentimiento. Eso es lo asombroso de la fotografía narrativa. Puede que contar una historia a través de fotos te parezca una labor difícil. Sin embargo, existen tips que te ayudarán a lograrlo. A continuación, te explicaremos cómo hacer una secuencia de fotos para contar una historia.

Define la trama de la secuencia de fotos

Antes que nada, debes empezar por definir cuál es el tema que quieres tratar en tu serie fotográfica. Hacer una secuencia de fotos para contar una historia requiere de definir cuál es la trama que quiere seguir. Así, podrás generar los escenarios adecuados y las tomas precisas para capturar toda la esencia de tu historia. Los temas de interés para la fotografía narrativa son diversos. Por lo que, si te interesa tratar un tema social, político, cultural, entre otros puedes enfocar tus fotografías en uno de ellos. Todos los tópicos son aceptados.

Asegúrate de elegir el tema que más te guste. Si enfocas tu serie en un tema que te gusta, despertarás tu sensibilidad y lograrás grandiosas fotos. La realidad que quieras transmitir siempre será lo más importante de tu trabajo. Igualmente, este tipo de fotografía necesita de tiempo y paciencia. Lo mejor sería que te concentraras en los detalles que desees mostrar para evitar tomar fotografías sin objetivo. 

Elige elementos de composición importantes para tus fotografías 

Es mejor solo una foto o una secuencia de fotos contando una historia

Para desarrollar un proyecto que involucra crear una secuencia de fotos para contar una historia, necesitas conocer sobre composición. Los elementos de la composición siempre serán esenciales para realizar una secuencia de fotos. Pues, con ellos se refuerza el mensaje de la historia y se ambienta la escena. 

  • El Protagonista

Uno de los elementos más importantes en tus fotografías es el protagonista. Debes tener claro quién será el protagonista de tus imágenes. No siempre tiene que ser una persona. También puede ser un animal o un objeto. Date un tiempo para pensar mucho antes de decidir a tu protagonista para que no sea una decisión al azar. Generalmente, los humanos siempre somos un poco más empáticos con otros seres vivos que con un objeto. Es por eso que te recomendamos que tu proyecto de foto gire en torno a una persona antes que a una mesa o florero. Sin embargo, si decides enfocarte en un objeto puedes atribuirle acciones y sentimientos humanos en tus tomas. 

En ese sentido, las secuencias de fotos no necesariamente tienen que incluir humanos dentro. También puedes tomar una fotografía solo considerando unas ropas. El hecho de que transmitan que son de alguien o cuenten la historia por sí solas, es lo que llamará la atención. Lo que se desea, es dar a entender la presencia de las personas de manera indirecta o directa. Es lo mismo para las mascotas, ya que pueden ser un buen protagonista para las fotos. Los animales también pueden ser protagonistas con historias bonitas y tristes.  

  • El tiempo

El tiempo en el que contarás tu historia también es importante. Mostrar si tu historia transcurre en la mañana, tarde o noche ayudará a los espectadores a ubicarse en la línea de tiempo y espacio. Es bueno siempre añadir una referencia de tiempo en las fotos.  Lo mejor de todo es que puedes indicarlo de maneras bastante explícitas o implícitas.

Sin embargo, trata de que no sea muy implícito, pues las personas no van a captar el mensaje. También puedes poner elementos que se adecuen al tiempo. Algunos de ellos son: personas con atuendo de la época, sombras, para entender si es de día o tarde. 

  • Las emociones 

Las emociones en las fotos deben ser predominantes. Incluso, puedes añadir, dentro de la foto, muchos sentimientos. Solo debes asegurarte de que una de ellas es la que predomine. Asimismo, los colores en las imágenes son muy importantes para reflejar sentimientos. En una imagen en la que quieras reflejar felicidad, no pueden ir colores oscuros. En la fotografía no hay nada imposible.

Define la locación en la que harás la secuencia de fotos para contar una historia 

Un paso importante para hacer la secuencia de fotos para contar una historia es analizar la locación en donde se van a tomar las escenas. Pues, en este espacio se narrará su historia. Pueden ser muchos lugares. Tal vez una ciudad, un campo, una casa o incluso un colegio. Lo importante es que la locación represente perfectamente tu narrativa. Ten en cuenta que las personas deben percatarse de la locación en donde están ocurriendo los hechos sin darle tantas vueltas.  Por eso, el espectador necesita tener una referencia física para que pueda entender la trama. 

Para elegir la locación perfecta no es necesario saber direcciones o lugares específicos. Solo tienes que percatarte de que la naturaleza de la fotografía no choque con la naturaleza del paisaje. 

Mantener la fotografía con profundidad de campo

profundidad de campo cómo hacer una historia con fotos

Uno de los tips que puedes tomar en cuenta para crear una secuencia de fotos para contar una historia es considerar la profundidad de campo. No es completamente necesario usar este tip. Pero si lo usas de una manera adecuada, entonces puedes llegar a realizar fabulosas historias.

Añade las reglas básicas de la narración con imágenes

Una de las reglas básicas en la narración con imágenes es que todo debe ser coherente. Es decir, todo debe tener sentido dentro de la foto. Ya que, ningún elemento es al azar. La lógica de las imágenes es que todo tenga un orden estructurado. Por eso, cada secuencia de fotos de la fotografía narrativa presenta un comienzo, un nudo y un desenlace. 

Otra regla básica dicta que debes evitar ser redundante con las fotos. No necesitas ser repetitivo con los elementos de cada imagen, ya que lo que se intenta es transmitir una historia original y única en cada serie. Si cargas mucho las imágenes, entonces será difícil que tu audiencia capte el mensaje de fondo. Entonces, en la fotografía narrativa a veces menos es más. Tener una buena composición con elementos equilibrados genera sensaciones profundas en la audiencia. Por eso, saber cómo colocar los objetos para entender mejor la imagen es muy relevante. Por ejemplo, si ves una foto con un animal tras las nubes, inmediatamente percibirás que está en peligro. Pero si ves que la neblina está detrás del animal, asumirás que está a salvo. 

Manejar fotos de lenguaje corporal

lenguaje corporal cómo hacer una historia con fotos

Crear una secuencia de fotos contando una historia requiere capturar el lenguaje corporal de los sujetos. Todos los gestos del lenguaje corporal son fundamentales para lo que se desea transmitir en la secuencia de fotos. Las actitudes que se dan por parte de una persona o ser vivo son variadas. Pues, la posición de los brazos, los gestos de la cara, las manos, la mirada, entre otros elementos cuentan mucho. En ese sentido, todo lo que aparece en el encuadre tiene un significado profundo para cada persona que las ve.

En el caso de las miradas de tus personajes, puedes dirigirlas para que miren fijamente a la cámara. Pues, una mirada directamente a la cámara es como una mirada al espectador. Esto puede generar una conexión natural entre las fotos y quien las ve. Las miradas no directas nos animan a imaginar. La mirada puede ser dirigida a mirar algo dentro de la imagen misma o un objeto en especial. Incluso, puedes usar el perfil delantero o tres cuartos delantero. Hay muchas posibilidades de usar el rostro de alguien para transmitir algo más allá de lo que se ve.

La postura y los gestos que se realizan, también son muy importantes. Mediante ellos, vas a expresar lo que la persona está sintiendo en el momento en que capturas su toma. Todos los gestos de felicidad, tristeza, timidez, nerviosismo tienen algo que contar. Esto al igual que las posturas, pues no es lo mismo estar con brazos cruzados a una postura relajada. Para comenzar con el mundo de las posturas, asegúrate cuál es la postura y gesto que se adecua más a la historia que deseas para tu fotografía.

Define cómo nombrar la historia de tu secuencia fotográfica narrativa

Siempre es importante que tus fotografías sean fáciles de entender y describir. Usualmente, se suele poner una línea de texto debajo de las imágenes para dar un mensaje más claro al espectador. Sin embargo, algunas de estas leyendas pueden no reflejar claramente el tema tratado en las fotos.

Si aún no estás completamente seguro de que las personas puedan comprender el mensaje de tu serie de fotos, hay un truco que puedes usar. El truco para esto es colocar un título a tu imagen. De esa manera puedes dar una pista. Solo ten en cuenta que el título no debe ser una descripción literal de lo que está pasando en la imagen. El título es más bien una frase que genera emoción al leerla. Si sientes que es muy difícil colocarle un nombre a tu proyecto fotográfico, es probable que se haya fallado en la toma. Incluso, puede que no contenga una historia o sentimiento claro.

Manejar el entorno y el fondo para la secuencia de fotos contando una historia

entorno narrativo cómo hacer una historia con fotos

Absolutamente todo lo que está rodeando a nuestro protagonista tiene que aportar valor a la imagen. Es decir, debe significar algo y ser relevante para lo que se desea transmitir. 

Muchas veces, la decisión más cuidadosa que debe tomar un fotógrafo es si debería concentrarse en el entorno para la secuencia de fotografías o no. Sin embargo, la respuesta adecuada se consigue al cuestionarse si el fondo es relevante. Quizá, para la historia, el protagonista es más relevante. Si decides incluir el fondo, entonces se aumenta la profundidad de campo de tu imagen. Además, debes saber cuándo no incluir un fondo para no cometer un error. Si un fondo no cuenta con una información que añada valor, solo minimizará al verdadero protagonista. Para esto puedes reducir la apertura del diafragma y disminuir la profundidad. Aquí es cuando debes mover a tu protagonista en otra dirección con un fondo neutro, el cual ayudará a focalizarnos en el sujeto. 

Es muy importante saber que todos los fondos no van a expresar lo mismo en tu fotografía. Aun si lo que se ve guarda una relación. Debes prestar mucha atención a los colores y texturas de los fondos.

Es mejor solo una foto o una secuencia de fotos contando una historia

No es necesario, al cien por ciento, tener una secuencia de fotos contando una historia. Con una sola imagen puedes llegar a contar de principio a fin tu narrativa. Pero, si lo que quieres es hacer una secuencia, lo puedes hacer sin problema. Las series fotográficas también transmiten emociones y cuentan una historia de manera más amplia. 

Siempre puedes comenzar tomando una imagen única que te da la libertad, tanto en composición como en temática. Luego, podrás experimentar con series o secuencias de fotos. Estas parten de la misma libertad, pero incluyen aspectos de composición grupal. Pues, se requiere igual todas las imágenes en su color o línea visual. Así habrá armonía y una línea de tiempo que unirá todas las fotos en una misma historia. Recuerda que una serie de fotos no se compone de varias imágenes individuales.  Por el contrario, se trata de imágenes unificadas que guardan un significado en conjunto. 

Entonces, si lo que deseas es hacer una secuencia de imágenes, debes definir el número de las fotografías. Establece desde ya, como es que va a ir la secuencia, pues esto te ayudará a saber qué cosa va ir en cada una de las fotos. También es recomendable captar un mejor momento en una sola imagen que explique todo lo que deseas. De esa manera, podrás transmitir al espectador mejores sensaciones e impresionar.

La fotografía narrativa que te puede inspirar para hacer una secuencia de fotos para contar una historia 

Para comenzar a generar tus propias secuencias de fotos o Series, puedes inspirarte en diversos trabajos. A continuación, te dejaremos algunos ejemplos de fotografía narrativa para que puedas animarte a crear el tuyo. De este modo, podrás entender un poco más sobre este estilo de foto. Incluso, apreciarás el modo en que se muestran los elementos en estas fotografías. 

Puedes intentar identificar cuál es el tema de las fotos, por qué fueron colocados los objetos de tal manera y qué es lo que te transmite. En pocas palabras, busca entender las imágenes. Esto te ayudará a tener las ideas más claras para que puedas realizar tu proyecto de fotografía de la manera más adecuada. 

Una secuencia de fotos contando una historia

ejemplos cómo hacer fotografia narrativa

Serie de fotos

Crea tu propia secuencia de fotos contando una historia

Crear una secuencia de fotos contando una historia no es tan sencillo. Sin embargo, puedes trabajar en ello como un proyecto personal. Así, podrás ir perfeccionando tu secuencia fotográfica con los tips que te hemos brindado en este artículo. Pero recuerda que siempre puedes experimentar para encontrar tu estilo personal. Si buscas ampliar tu conocimiento y crear mejores fotografías narrativas puedes inscribirte a cursos de fotografía. Innegablemente, el manejo de la cámara es un aspecto muy relevante. Debes conocer lo básico para comenzar a explorar en el mundo de la fotografía narrativa. 

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
loadingCargando...

También te puede interesar