Conoce cómo hacer una historia con fotos a través de la técnica de fotografía narrativa

Cómo hacer una historia con fotos, es considerado como la técnica de fotografía narrativa, la cual se entiende como aquella instantánea con la que puedes contar algo en específico. Lo que más llama la atención de esta técnica, es que se capturan imágenes, escenas o se realiza una previa producción, para poder relatar la historia de una persona o sujetos. Su objetivo busca contar con tan solo una imagen, que es lo que esta sucediendo dentro de la escena. Como la frase misma dice, “una imagen vale más de mil palabras”, a veces capturamos imágenes de objetos o escenas, que dicen más de lo que podríamos decir al tratar de explicarla. Por eso mismo, te hacemos saber que existe una rama de fotografía que se encarga de narrar las escenas, mas no de describir, y todo a través de fotografías.

Hay diversas formas de contar historias, ya sea con una película, obra de teatro, o novela, en estas imágenes narrativas puedes entender la trama en un solo disparo. Con solo una foto, vas a transmitir toda una escena, la cual se realizó en una milésima de segundo. Si nos ponemos en mente que se tiene que captar toda un historia con una sola imagen, parece una tarea complicada. ¿Cómo es que se puede contar historias con una imagen sin movimiento?. Si tan solo fuera una serie de fotos o una secuencia podría ser todo más fácil. 

Es por ello mismo que este tipo de fotografía, se convierte en algo sumamente increíble, con la ingeniosidad que atrapa al espectador y te envuelve en la historia. Tal vez una película o cortometraje, necesita de contar la historia en 90 o 15 minutos como mínimo. Al contrario con este tipo de imagen concentrada, que cuenta la historia de principio a fin,  y que tal solo con una pestañeada puedes darte cuenta de todos los detalles. 

Define la trama de la fotografía historia 

Lo primero que debemos hacer, es definir cuál es el tema a tratar en la fotografía historia que vamos a realizar. Si te interesa un tema en específico, ya sea social, político, cultural u otro, entonces puedes enfocar tu fotografía en eso. Cuando enfocamos todo, en un tema que nos gusta, entonces despierta la sensibilidad, y como resultado tendremos mejores fotos. Asimismo, vas a obtener buenas fotos sobre lo que deseas enseñar, acerca de la realidad que quieres transmitir.

Este tipo de fotografía necesita de tiempo y paciencia. Lo mejor seria que te concentraras en los detalles que desees mostrar y darle el tiempo necesario, para evitar tomar fotografías de ansioso. 

Elige para la fotografía, elementos de composición prescindibles

En la fotografía los elementos de composición, son casi lo más importante de la imagen que vas a tomar. Primero saber, quién será el protagonista de la imagen. No siempre tiene que ser una persona, si no también, puede ser un animal o hasta un objeto. 

Comenzamos analizando la locación en donde se va a producir la escena, y en donde se narrará la historia. Pueden ser muchos lugares, tal vez una ciudad, un campo, una casa o incluso pensar en una foto macro para captar una historia miniatura. Hay tener en cuenta que las personas deben percatarse de la locación en donde están ocurriendo los hechos, sin darle tantas vueltas. No es necesario saber direcciones o lugares específicos, solo que se entienda como es la naturaleza de la fotografía, es decir, si fue tomada dentro de una casa, restaurante, ciudad o parque. Esto es muy importante en la historia, sin conocer el lugar, es difícil tratar de transmitir lo que se quiere. El espectador tendrá una referencia física para que pueda entender la trama. 

Las emociones en las fotos, deben ser predominantes. Puedes añadir dentro de la foto, muchas emociones, pero debes asegurarte que una de ellas, es la que predomine. Los colores en las imágenes, son muy importantes para reflejar sentimientos. En una imagen en la que quieras reflejar felicidad, no pueden ir colores oscuros. En la fotografía no hay nada imposible. 

El tiempo en el que se cuenta la historia, también es importante. Mostrar si en el tiempo de la historia, o es de mañana, atardecer, o de noche, o mostrar un tiempo de año u horario. Es bueno, siempre añadir una referencia de tiempo en la foto. Puedes indicar el tiempo de maneras bastante explícitas o implícitas. Trata de que no sea muy implícito, pues las personas no van a captar el mensaje. Puedes poner elementos que se adecuen al tiempo, personas con atuendo de la época, o una persona llevando una bolsa de pan, que implique que es por la mañana. Sombras, para entender si es de día o tarde. 

El elemento protagonista es lo más importante que vas a encontrar en la imagen. En esta fotografía, puedes poner un objeto, paisaje, animal, o cualquier otra cosa que pueda tomar el protagonismo adecuado. Piensa mucho antes, y detenidamente, quién será tu protagonista para que no lo hagas al azar. 

Por lo general, los humanos siempre somos un poco más empáticos por los seres vivos, que por un objeto. Es por ello que tu proyecto de foto puede salir mejor tomando a una persona que a una mesa o florero. Esto no quiere decir, en lo absoluto que las fotos, necesariamente tienen que incluir humanos dentro. Puedes tomar una fotografía solo considerando unas ropas, pero el hecho de que transmitan de que son de alguien o cuenten la historia por si solas, es lo que llama la atención. Lo que se desea, es dar a entender que la presencia de las personas, esta de manera indirecta o directa, y  puede ser a favor tuyo. Es lo mismo para las mascotas, ya que pueden ser un buen protagonista para las fotos, relatando historias bonitas o tristes. 

Un ejemplo claro es cuando ves alguna prenda de ropa, se te hace inevitable no ponerte a pensar a quien le pertenece. 

Mantener la fotografía con profundidad de campo

Uno de los tips que puedes tomar, es considerar la fotografía con profundidad de campo, ya que de alguna manera te enfocas en el centro de atención.  Es por esto que en lo que te focalices, será lo que se note a primera vista, pues es a lo que le quieres dar protagonismo. No es completamente necesario usar este tip, pero si lo usas de una manera adecuada, entonces puedes llegar a realizar fabulosas historias. 

Añade las reglas básicas en la narración con imágenes

Una de las reglas básicas en la narración con imágenes, es que todo debe ser coherente, o sea que todo tenga sentido dentro de la foto. La lógica de las imágenes es que todo tenga un orden, una estructura, por tal caso, es que va a tener un comienzo, un nudo y una desenlace. No seas redundante con las fotos, es decir que no debes ser repetitivo con los elementos dentro, pues lo que se intenta, es transmitir una historia, y si cargas mucho las imágenes, entonces será difícil captar el mensaje. 

Lo que se trata de decir es que menos es más. Tener una buena composición para crear sensaciones a la hora de enviar el mensaje. Saber cómo colocar los objetos, para entender mejor la imagen. Por ejemplo, si ves una foto, con un animal tras nubes o neblina, inmediatamente percibimos que esta en peligro, pero si ves este viento detrás del animal, asumimos que esta a salvo. 

¿Es mejor solo una foto o una secuencia de fotos contando una historia? 

Debes tener en claro que no es necesario al cien por ciento, tener una secuencia de fotos contando una historia, ya que con una solo imagen puedes llegar a contar de principio a fin. Pero debes saber que si lo que quieres es hacer una secuencia, lo puedes hacer sin problema. Comenzamos por la imagen única que te da la libertad, tanto en composición como en temática. Las series o secuencias de fotos, parten de la misma libertad, y debe haber una secuencia desde la imagen número uno, igualando en color o línea visual, pues se debe entender como una línea de tiempo y no como varias imágenes individuales, puestas una al lado de la otra.

Por otro lado, si ya sabes que lo que deseas, es hacer una secuencia de imágenes, entonces debes definir el número de las fotografías. Establece desde ya, como es que va ir la secuencia, pues en la fotografía narrativa, esto te ayudará a saber qué cosa va ir en cada una de las fotos. 

Lo mas recomendable para captar un mejor momento, es tomar una sola imagen que explique todo lo que deseas. De esta manera podrás transmitir al espectador mejores sensaciones e impresionar.

Manejar fotos de lenguaje corporal para representar lo que se desea transmitir

Con relación a la historia que queremos mostrar o que entiendan nuestros espectadores, las fotos de  lenguaje corporal son fundamentales para lo que se desea transmitir. Las actitudes que se dan por parte de una persona o ser vivo son variadas, tanto la posición de los brazos, gestos de la cara, manos, la mirada, las emociones en el rostro, miradas fijas o miradas perdidas. Todo esto nos dice algo. Todo tiene significado para la persona que las ve. 

En el caso de las miradas para la foto, puedes dirigir mirando fijamente a la cámara. La mirada puede ser dirigida a mirar algo dentro de la imagen misma o a un objeto en especial. Puedes usar asimismo, el perfil delantero o tres cuartos delantero. Cómo entendemos, una mirada directamente a la cámara, es como una mirada al espectador, intentando transmitir algún sentimiento. Las miradas no directas nos animan a imaginar algo más allá de lo que se ve.  

La postura y los gestos que se realizan, también son muy importantes, ya que mediante ellos, vas a expresar lo que la persona esta sintiendo en esos momentos. Por ejemplo los gestos de felicidad, tristeza, timidez, nerviosismo. Todo esto tiene algo que contar, y con los otros elementos dentro de la imagen, entenderás porqué la utilización de estos gestos. Al igual que las posturas, pues no es lo mismo estar con brazos cruzados, a una postura relaja, o a alguien con las manos en la cintura. Asegúrate de cual es la postura y gesto que se adecua más a la historia que deseas para tu fotografía. 

Debes definir como ponerle nombre a las fotos profesionales para mayor enganche

Debes empezar a definir como ponerle nombre a las fotos profesionales narrativas. Es importante que tu fotografía sea fácil de entender y describir. Usualmente se suele poner una línea de texto debajo de las imágenes para dar un mensaje más claro al espectador. 

Tal vez tomaste una foto muy buena para ti, pero aun no estas completamente seguro de que las personas puedan comprender el mensaje del todo. El truco para esto, es colocar un título a tu imagen, para que de esta manera puedas dar una pista. 

Por otro lado, el título no debe ser una descripción literal de lo que esta pasando en la imagen, sino más bien una frase que genere emoción al leerla. Si sientes que es muy difícil y casi imposible colocar el nombre a tu fotografía, es probable que se haya fallado en la toma y no contenga un sentimiento profundo. 

La felicidad está con las personas que mas quieres

Manejar el entorno y el fondo para fotografía 

Absolutamente todo lo que esta rodeando a nuestro protagonista, tiene que aportar valor a la imagen, significar algo y ser relevante para lo que queremos transmitir, es necesario. La decisión importante que debes tomar ahora es, si deberías concentrarte en el entorno y fondo para fotografía y por qué deberías hacerlo o que puedo hacer para evitarlo. 

Primero debes saber lo básico, que es; cuando incluir el fondo y como. Lo principal, es darte cuenta si el fondo es relevante para la historia o para el protagonista. En este caso de añadir un fondo, se aumenta la profundidad de campo. Mientras más aperturas cerradas tengas, debe aumentar la profundidad de campo. O cuando simplemente la visión sea angular, entonces mayor proporción de fondo puedes aumentar.

Además, debes saber cuando no incluir un fondo, para no cometer un error. Como ya sabemos, si no cuenta con una información que añada valor a la imagen, lo que hace es minimizar al verdadero protagonista. Para esto puedes reducir la apertura del diafragma y disminuir la profundidad. Aquí es cuando debes mover a tu protagonista en otra dirección con un fondo neutro, el cual ayudará a focalizarnos en el sujeto. 

Es muy importante ahora, saber que todos los fondos no va a expresar lo mismo en tu fotografía, por más que lo que se vea sea parecido. Debes prestar mucha atención a los colores o texturas. Un ejemplo es que no es lo mismo una pared de color amarillo, que una pared con ladrillos. 

 

La fotografía narrativa ejemplos, que te pueden ayudar a inspirarte

Es hora de ponernos a la acción y para ello te vamos a dejar algunos ejemplos de fotografía narrativa, para poder ayudar a tu inspiración. De tal manera puedes entender un poco más a que se refiere este estilo de foto, sin la necesidad de entrar en más detalle. 

Intenta darte cuenta cual es el motivo de las fotos, por que fueron colocados los objetos de tal manera, y que es lo que te transmite. En pocas palabras, trata de entender las imágenes. Esto te ayudará a tener las ideas más claras para que puedas realizar tu proyecto de fotografía de la manera más adecuada. 

Conclusión 

Podemos concluir que las fotografías narrativas son una forma de contar una historia con tan solo una imagen o una secuela de imágenes, sin excederse del número. Por otro lado debemos saber que las emociones, los planos, los fondos y las expresiones corporales, son sumamente importantes para poder transmitir lo que se desea. Asimismo, debes tener en cuenta que debes tener una historia conmovedora para contar con solo la imagen. El espectador debe entender de la imagen sin siquiera necesitar de una explicación previa. 

Te puede interesar: 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar