Conoce todo sobre las Curvas y Líneas S en la fotografía

En el mundo de la fotografía podemos encontrar variedades de normas que nos ayudan a lograr una perfecta composición fotográfica. Entre ellas encontramos la famosa regla de los tercios y la de las “curvas en S”. Serás capaz de comprender su función con tan solo ver la belleza que desprenden las fotografías que fueron compuestos por esta regla.

Las curvas en S, es cuando se encuadra un elemento con la forma de una “S”. Actualmente, es un recurso muy utilizado por fotógrafos profesionales y amateurs por la sensualidad y el movimiento que aporta a la fotografía. Además, ayudan a dirigir la mirada del espectador por esa especie de diagonal distorsionada que empieza desde un extremo a otro de la imagen. Veamos algunos ejemplos:

Los elementos fotográficos no tienen que ser precisamente objetos

Para componer una fotografía con curvas en S, no necesariamente debes usar objetos como elementos fotográficos. En la naturaleza y en la vida cotidiana encontramos muchos recursos que nos permiten aplicar regla. Como el curso de un río, un camino, una carretera, o el borde de un lago. Se trata de una sombra y una línea que separa dos zonas con diferente iluminación. La vista sigue suavemente la curva hasta alcanzar el principal centro de interés.

El objetivo fotográfico podría no tener la forma de S, pero puedes generar esa perspectiva

Debemos considerar también que el objetivo fotográfico aparentemente puede no tener la forma de S, pero sí podrías crear cierta perspectiva. Por ejemplo: Una carretera que sube y baja en línea recta en un monte de baja altura. Si lo observamos en cierta altura, y desde un lateral la imagen tendrá curvas en S. Aunque su forma real no sea esa. Es ahí donde se mide las habilidades fotográficas.

La línea curva en fotografía tiene una importancia fundamental en la composición 

Una línea curva en la fotografía es cuando se le atribuye la función de representar conceptos como delicadeza, ductilidad, intimidad, y suavidad. Son las que transmiten mayor sensación de plasticidad y elasticidad. En ocasiones tienden a ser sensuales, sugerentes y elegantes con un fluido rítmico.

Dentro de las líneas curvas está la “S”, que tiene una gran belleza y fuerza, por lo que se recurre mucho a ella en fotografía. Los encontramos en fotografías de arquitectura, paisaje y desnudo. Puedes hacerlo en blanco y negro o en color, en horizontal, vertical o diagonal, desde arriba o desde abajo, como quieras.

Un clásico ejemplo es la escalera caracol. En donde observarás que está compuesta por ángulos picados y contrapicados. El cual genera al espectador gran espectacularidad y plasticidad en las líneas curvas. Permite crear imágenes amables consiguiendo una sensación de serenidad y relajación.

Conclusión

Las curvas en ‘S’, sirven de ayuda a la hora de transmitir profundidad debido a la asociación que nuestro cerebro hace con otros objetos de la realidad. Es una forma de composición bella y armónica. Mientras que las líneas son un potencial recurso de composición fotográfica. Está relacionada con la imaginación, creatividad y experiencia visual de cada persona. Dentro de una composición fotográfica, permiten manifestar distintas sensaciones que al ojo del espectador realzan el mensaje visual, brindándole una característica fundamental: movimiento.

Si quieres ponerlo en práctica, comienza observando continuamente lo que te rodea, aún cuando no lleves contigo la cámara fotográfica. Observar publicaciones y revistas especializadas pueden ayudarte a resolver tus dudas. Si deseas profundizar más el tema, inscríbete a un curso de Fotografía y Manejo de cámara. Aprenderás a mejorar tu técnica inyectando tu estilo propio. Siempre poniendo en práctica todos tus conocimientos fotográficos.

Notas relacionadas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar