Consejos para saber utilizar todos los tipos de encuadre fotográfico

Si deseas tener buenas tomas, debes cuidar siempre el encuadre fotográfico. Esto se debe a que éste influye directamente en el resultado de tus imágenes. El primer paso antes de componer una fotografía es realizar el encuadre. Esto quiere decir que antes de capturar algo, tienes que decidir qué parte de la escena quieres que aparezca en tu toma.

Por eso, estos consejos te ayudarán a mejorar tu visión de fotógrafo y a seleccionar el área a capturar. Es importante que todo buen fotógrafo capture primero con los ojos y luego con su dispositivo fotográfico. Si quieres conocer más acerca del encuadre fotográfico, quédate aquí porque acá te explicaremos todo lo que necesitas saber.

El Encuadre: ¿En qué consiste y para que nos sirve?

Como hemos mencionado en el párrafo anterior, el encuadre es la porción que va a capturar tu cámara fotográfica. Y éste será el plano que tendrás al momento de realizar la captura. Muchos expertos recomiendan que lo primero que debemos hacer es observar un determinado espacio.

Cuando tengas definido dicho espacio, tienes que encuadrar con los ojos, si te parece correcto lo que ves, entonces captúralo. Si conoces cómo funciona tu cámara, entonces lo más probable es que no te cueste tanto realizar un buen encuadre. Sin embargo, si aún no sabes manejarla, puedes ir disparando tomas para luego reencuadrarlas y luego recortarlas en proceso de post-producción. Sin embargo, en este tipo de fotografías influyen otros tipos de aspectos como el enfoque, la perspectiva y la iluminación. 

Conozcamos los tipos de encuadre que puedes utilizar

Acá te mostraremos los encuadres según su relación de aspecto, éstos pueden ser por el formato o por el recorte de la imagen. Así mismo, puedes usar los que se basan en la orientación de la cámara fotográfica.

Encuadres según su relación de Aspecto

Como sabrás, la relación de aspecto hace referencia a la proporción que tiene la imagen entre su altura y anchura. Es importante que decidas la mejor relación de aspecto, ya que éste influye en el mensaje que trasmite la foto. Vamos a enumerar los distintos tipos de relación de aspecto que más se utilizan.

4:3 Horizontal: éste era una de las proporciones que más se usaban, sobre todo en las cámaras compactas de hace unos años. Sin embargo, la relación que más se usa es la de 3:2. La proporción horizontal 4:3 también se usaba en los televisores y computadoras.

3:2 horizontal: está es la proporción estándar, y es la que se utiliza cuando disparamos en modo automático. Esta relación se usaba con una distancia de 35mm en las películas analógicas. Este formato es conocido por ser la visión horizontal más cercana al ojo humano. Por lo que proporciona una imagen más natural.

2:3 Vertical: la proporción vertical se usa mucho para capturar a sujetos u objetos de forma vertical, consiguiendo una mayor profundidad de campo. El ojo humano percibe como más natural el formato horizontal. Por lo que usar un formato más vertical que el 2:3 es considerado como uno panorámico.

1:1 Cuadrado: como su nombre lo dice, da una proporción con una misma medida de ancho y de alto. Este tipo de formato no suele ser muy común en las cámaras, pero sí puedes encontrarlo en los programas de edición. Para conseguir un buen resultado, lo mejor es jugar con composiciones equilibradas.

 

2:1 Panorámico: este es una de las relaciones de aspectos que más se usan en las fotografías. Tienes diversos tipos de proporciones con los que puedes trabajar una fotografía panorámica. Sin embargo, la más común es el de 2:1, ya que proporciona una imagen equilibrada. Con este formato el espectador puede recorrer toda la escena lateralmente.

También puedes leer: Formatos de encuadre que te ayudarán a tener mejores tomas

¿Cuáles son los Tipos de Encuadres según la Orientación?

Horizontal: esta es una de las formas más naturales y sencillas de realizar fotos, sobre todo se acomoda más a la visión humana. En ésta puedes emplear la regla de los tercios o la de los espacios negativos. Es la relación que ves en tu ordenador o en la televisión.

Vertical: es recomendable cuando estés trabajado con objetos que tengan la misma orientación. Por ejemplo, cuando fotografías a personas paradas, que son más altas que anchas. Por este motivo, verás más este formato en retratos de medio cuerpo o cuerpo entero. También, lo encontrarás en revistas de moda, donde se busca destacar todo el cuerpo de la modelo.

Consejos que puedes usar para mejorar tu Encuadre Fotográfico

1. Regla de los tercios: esta es una de las reglas de composición más conocidas y sencillas. Funciona dividiendo el encuadre en nuevo rectángulos. Recuerda que deben tener la misma medida cada una de estos rectángulos. Divide la imagen con dos líneas imaginarias equidistantes. Éstas tienen que ser tanto verticales, como horizontales. En cada cruce de las líneas deben ubicarse los puntos fuertes. Siguiendo esta regla, es más natural para el ojo humano visualizar los diferentes elementos de la foto.

2. Ten en cuenta la regla del Movimiento: con esta guía podrás comunicar correctamente el movimiento que haya en tu fotografía. Lo único que debes usar es dejar un espacio donde se moverá el sujeto a fotografiar. Para esto debes prever el movimiento que tendrás en tu imagen, así dejas ese espació dentro de tu composición.

3. Proporción Áurea: este tipo de composición era conocida por los griegos como una proporción mágica. Con ésta podemos dividir el espacio de una imagen para hacerla más atractiva. Lo que se hace es dividir la foto en diferentes rectángulos, luego se unen sus vértices. De tal manera que obtienes la denominada espiral de oro.

4. Líneas y horizontes: a la hora que estés fotografiando tienes que analizar todos los detalles que aparecen en tu escena. Estos elementos pueden ser las líneas, ya que éstas influyen en el resultado de tus fotos. Dependiendo cómo incluyas estas líneas, puedes conseguir llamar el interés del espectador. Con ellas puedes generar mayor impacto en tus capturas.

 

5. Minimalismo y ubicación: como hemos mencionado anteriormente, los elementos que conforman tus fotografías pueden generar un mayor o menor impacto. Uno de los errores es incluir demasiados elementos dentro de tu composición, ya que éstos pueden desviar la atención de lo realmente importante. Por eso es mejor que cuentes con un solo punto de interés. 

Te puede Interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar

Surreal río bajo el mar

Mientras realizaba su viaje por México, el fotógrafo y buzo ruso Anatoly Beloshchin decidió sumergirse en las agua del  cenote Angelita. Mientras [...]