Todo lo que necesitas saber acerca de la fotografía de Rayos

Una de las cosas más emocionantes de fotografiar es el clima, ya que éste es cambiante y puede darte increíbles resultados. Si en algún momento te encuentras frente a un tipo de fenómeno meteorológico, como las tormentas, no desaproveches tu oportunidad de tomar una foto. La fotografía de rayos suele ser algo difícil de capturar, inclusive para fotógrafos profesionales.

La dificultad radica en que el clima es impredecible, además puede tomarte tiempo hasta que se produzca el rayo en el momento indicado. Sin embargo, si conoces cómo capturar estos fenómenos de la naturaleza todo se te hará más sencillo. Si manejas la técnica de fotografía nocturna y de larga exposición, se te hará más fácil. Acá te daremos algunos consejos y trucos que te ayudarán en todo este proceso.

¿Cuáles son los aspectos básicos que debes conocer?

Lo primero que debes tener en cuenta es analizar los dos posibles escenarios: el inicio de una tormenta con aparato eléctrico o el desarrollo de una tormenta natural. En ambos casos tienes que estar preparado para capturar el momento preciso.

Si te encuentras frente al segundo escenario, lo mejor es que actúes rápido, porque es una tormenta natural. Por el contrario, en el primer escenario puedes planificar un poco más la fotografía. También, puedes consultar la agencia estatal meteorología, así sabrás más cuando sucederá estos fenómenos.

Por otro lado, elige un lugar adecuado en el que tengas todas tus herramientas listas para fotografiar. No significa que por lograr una buena toma arriesgues tu seguridad. Tienes que mantenerte cubierto bajo algo seguro. Si optas por ir de “cazatormentas”, procura no estar en un espacio abierto, poste o árbol, ya que estos objetos atraen los rayos.

Aspectos que debes tener en cuenta en Fotografía de rayos

Es importante que utilices un Trípode

Toda fotografía que se trabaje con larga exposición es probable que no salga nítida o salga trepidada. Esto puede sucedernos cuando capturamos los rayos, por eso es primordial que cuentes con un trípode de calidad. La mejor manera de asegurarnos de no tener imágenes movidas o fuera de foco es haciendo que la cámara no se mueva.

Es importante que tengas claro que no solo debes contar con un trípode, sino que es necesario que sepas usarlo correctamente. Sin embargo, si en algún momento no tienes uno a la mano, puedes emplear unos trucos. Por ejemplo, puedes apoyar tu cámara en alguna superficie plana que te otorgue estabilidad al fotografiar.

Así como es necesario el trípode, en esta ocasión es recomendable contar con un disparador remoto, así es más seguro tener buenos resultados. Como sabrás, el solo hecho de apretar el botón de tu cámara puede causar cualquier tipo de vibración. Lo que te dará como resultado una imagen trepidada o fuera de foco. Puedes usar un disparador de cable o inalámbrico.

Tendrás mejores resultados usando una larga exposición

La clave principal para capturar un Rayo es usar una larga exposición. Esto se debe a que es un fenómeno de poca duración, por lo que en teoría no debería ser necesario usar una larga exposición. Sin embargo, como no sabemos cuándo se va a producir, debemos tener el obturador de la cámara abierto al máximo.

Manteniendo el obturador abierto, tenemos más posibilidades de capturar un rayo mientras hacemos la fotografía. En la actualidad, también utilizan otras opciones. Por ejemplo, se graba un vídeo en resolución 4K para luego extraer fotos en las que aparezca el rayo en su máximo esplendor. Aunque, el método tradicional es usar una exposición de alrededor de unos 30 segundos, pero esto dependerá del tipo de iluminación que haya en el ambiente.

Si estás fotografiando en la noche y no tienes una buena iluminación, lo mejor es utilizar el modo Bulb de tu cámara. Por el contrario, si cuentas con buena cantidad de luz es recomendable que uses un tiempo de exposición de 15 segundos. A partir de ese tiempo, puedes ir probando para ver que tal te funciona.

Juega con la apertura del Diafragma y el nivel de ISO

En este tipo de fotografías lo mejor es usar una apertura del diafragma pequeña. Esto quiere decir que debes usar un número f grande, con esto lograremos tener una larga exposición. Además, nos ayuda a que nuestras escenas tengan mayor profundidad de campo.

Por otro lado, debes ajustar el ISO al nivel más bajo. Con esto, también ayudarás a forzar una larga exposición y tendrás una imagen de mayor calidad. Así mismo, es mejor que dispares en formato RAW y con esto aseguras toda la información posible de tu foto.

En estas fotos se recomienda usar el enfoque manual, ya que el modo automático no funciona muy bien en este tipo de imágenes. Así, solo necesitas enfocar una vez el cielo y ya tendrás el foco de tu toma listo, solo espera que aparezca el rayo.

Observa el cielo para crear una increíble composición

Es obvio que al estar fotografiando los fenómenos meteorológicos, la mayor parte de tu imagen estará ocupada por el cielo. Si quieres tener una composición impactante, debes analizar el cuadro que ayuda a obtener una mejor composición.

Para esto, es preferible usar un objetivo gran angular, esto con el objetivo de cubrir más cantidad del cielo. Así es más probable que captures un Rayo, si observas el cielo podrás saber hacia dónde debes orientar tu cámara. La caída de los rayos es aleatoria y no hay forma de poder predecir su ubicación. Sin embargo, es usual que éstos aparezcan cerca del lugar donde lo han hecho antes.

Procura que tus escenas incluyan otros elementos

Si bien es cierto que un cielo dramático puede ser impactante, son necesario otros aspectos para hacer de una foto una imagen impactante. Seguramente, habrás visto fotos de Rayos, pero las más resaltantes son las que cuentan con elementos diferentes en su composición.

Por eso, para que una imagen sea impactante busca elementos que ayuden a este propósito. Un ejemplo de esto son los edificios que hay alrededor de la ciudad, así como los árboles en un paisaje. Intenta elegir objetos que llamen la atención, sin desviar la atención del Rayo.

Ten mejores resultados con la opción del apilamiento

Así como en la fotografía de fuegos artificiales se busca capturar más de uno de éstos, lo mismo sucede con los rayos, lo ideal es que se capturen más de uno en la misma toma. Aunque, esto resulta algo complicado por su nivel de imprevisibilidad. Pero si logras que en una misma toma aparezcan algunos rayos, el resultado será increíble. El método de apilado de imágenes es ideal en estas capturas. El método de apilado funciona combinando las diferentes tomas en una sola imagen. Con esto podrás obtener una buena foto que logre una imagen más atractiva. 

Te puede Interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar