Consejos sencillos y prácticos sobre cómo fotografiar humo

Fotografiar humo es usualmente complicado si no se tiene en cuenta factores, como el viento, el fondo y las luces. Estas fotos son comúnmente realizadas para campañas publicitarias, que requieren de un gran trabajo detrás, sin embargo no es tan difícil de lograr.

Para que puedas hacer uno en casa y con implementos sencillos, te brindamos consejos para que captures la mejor foto. Puedes lograrlo con la cámara que normalmente usas o la de tu teléfono móvil, un incienso para obtener un humo denso y constante, un fondo bastante oscuro o negro y una fuente de luz.

Consigue un fondo oscuro de al menos un metro

Para conseguir un efecto profesional y se pueda ver claramente el humo, se necesita un fondo completamente oscuro. Se recomienda que sea de al menos un metro para que pueda cubrir todo el espacio donde se va a fotografiar y evitar partes blancas o desiguales.

Este trabajo puedes realizarlo en tu casa y usando implementos como una cartulina negra o un polo oscuro. Si tienes una pared pintada de negro, conseguirás mejores resultados pero ten en cuenta que no es necesario que cuentes con un estudio.

Trabaja en condiciones de luz ambiente muy baja

Necesitas un lugar oscuro para capturar una buena imagen así que intenta crear un ambiente con una iluminación natural mínima. Esta luz te servirá principalmente para que puedas ubicar las cosas y poder moverte de un lado a otro para fotografiar sin tropezarte.

Si tienes ventanas cercas, ubícate en una posición en la que puedas aprovechar de la iluminación pero sin que te perturbe. Si es necesario, ciérralas un poco, cúbrelas o aléjate unos metros.

Ten en cuenta el movimiento y la fuerza del viento

El viento puede arruinar por completo tu composición así que evita realizar estas fotografías al aire libre. Si estás dentro de una casa o habitación cierra las ventanas o puertas y apaga el ventilador o el aire acondicionado por un momento.

En caso quieras tomar las fotos del humo que emana de una fogata, puedes hacerlo de noche donde tienes a tu favor la oscuridad. Pero ten cuidado con la fuerza del viento. Puedes crear una barrera contra el viento con una mochila o pidiéndole a tus amigos que se ubiquen alrededor.

Usa una linterna para iluminar de manera directa

Aunque se requiere mantener un ambiente oscuro, necesitas iluminar el humo de manera directa para que se pueda apreciar al momento de tomar la fotografía. Ubica la luz detrás y en diagonal evitando que impacte contra el fondo para mantener la oscuridad del ambiente.

Es normal que el fondo se note sobreexpuesto, pero puedes compensar la exposición cambiando las configuraciones de la cámara.

Prueba con las configuraciones y los ángulos

Algo que puede ocurrir es que por la velocidad, la imagen quede movida y poco nítida. Puedes intentar con la configuración de 1/125 o 1/180 en la velocidad, con subexposición de -2 y el ISO automático.

Busca el ángulo ideal para que el resultado sea óptimo. Si tienes la luz led en diagonal, es probable que al ubicarte justo frente al objeto ésta te llega directa y muy fuerte. Trata de ubicar la cámara a la misma altura de la luz led o la linterna.

Trucos para obtener movimientos y formas interesantes

El humo saliendo de forma plana no sirve de mucho y estéticamente no llama la atención. Puedes pasar tu mano por encima para crear pequeñas ondas y movimientos y logres formas interesantes y hermosas. Aunque el viento en muchas ocasiones no es favorecedor, puedes usarlo a tu favor siempre y cuando puedas controlarlo.

Si no quieres arriesgarte al abrir una ventana puedes soplar levemente para dirigirlo hacia donde deseas y crear movimiento.

Foto: Joan vendrell

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar