Diferencias entre los modos de disparo PASM en una cámara de fotos

modos de disparo de una camara fotografica

Los cuatro principales modos de disparo que ofrece una cámara de fotos DSRL y las cámaras sin espejo, se conocen como modos PASM. Estos son: Programa (P), Prioridad de apertura (A), Prioridad de obturación (S) y Manual (M); y son las opciones que se debe utilizar cuando se quiere explorar más allá de lo que ofrecen los modos Auto y Escena.

Si es que no sabes cuáles son las diferencias entre los modos de disparo PASM en la cámara de fotos, no te preocupes que después de leer esta nota, lo habrás averiguado.

Programa, ideal para la fotografía diaria

modo programa de la camara

Fuente: Google

El modo Programa es ideal para la fotografía diaria y cuando la profundidad de campo no es importante; en algunos aspectos tiene similitudes con la opción “Auto”, ya que puedes confiar en que la máquina fotográfica hará gran parte del trabajo, sin embargo, con el modo “P” tienes un poco más de control sobre las cosas. Por ejemplo, podrías ajustar la configuración ISO, también puedes controlar el uso del flash y tienes control sobre el enfoque, cosas que el modo AUTO no te permite hacer.

Algunas cámaras tienen variaciones en el modo Programa, como poder tener control sobre la velocidad de obturación.

Prioridad de Apertura, permite controlar la profundidad de campo en la fotografía

foto profundidad de campo

Fuente: Google

La opción A o Av  te permite controlar la apertura del lente que estás utilizando, puedes hacerla más grande o más pequeña para regular cuánta luz quieres dejar entrar. Así, cuando se cambia esta opción, la máquina de fotos ajustará automáticamente la rapidez del obturador para compensar el cambio que has realizado. Por ejemplo, pasar de un diafragma de f/8 a f/4, corresponde a una velocidad más rápida.

La prioridad de apertura es útil cuando se necesita controlar precisamente la profundidad de campo en la fotografía, ya que ésta cambia con la apertura. Por ejemplo, podrías necesitar una profundidad de campo baja cuando capturas un retrato y uno más profundo cuando fotografías un paisaje.

Prioridad de Obturador, permite controlar la velocidad de obturación

chica haciendo gimnasia

Fuente: Google

La prioridad de obturador es excelente para tomar fotos a sujetos que se están moviendo, lo puedes hacer para hacer capturas bruscas o difuminadas. Esto es porque esta opción permite controlar la velocidad de obturación de la cámara. A medida que se utiliza medidas de obturación más rápidas, la apertura del diafragma aumentará. En otras palabras, la cámara seleccionará un número “f” más bajo.

Como ya lo dijimos, esta opción es ideal cuando se desea congelar o difuminar cualquier movimiento en la escena. Por un lado, las velocidades muy rápidas son perfectas para tomar fotos a deportes, mientras que las velocidades de obturación más moderadas son útiles para capturar el movimiento cotidiano, como gente caminando. Y por último, la velocidad lenta es ideal para desenfocar el movimiento y lograr un desenfoque uniforme, como el agua fluyendo, las nubes o el tráfico en movimiento.

Manual, se tiene que buscar una exposición fotográfica adecuada

chica fumando

Fuente: Google

La función de disparo manual es ideal cuando se quiere manejar la profundidad, pero también cuando se quiere ajustar la exposición de la imagen a través de la velocidad de obturación. Así es, a diferencia de las dos últimas opciones, ésta da más control en todas las opciones, su objetivo es combinarlos y lograr una exposición fotográfica adecuada.

La forma de saber si la exposición está bien, es ajustar estos dos controles y ver que el marcador se encuentre en el centro de la escala de exposición. Esto es lo que la maquina considera correcto en función del modo de medición que eligió. Sin embargo, el fotógrafo es completamente libre de ajustar esto a la dirección que crea más apropiada.

Ten en cuenta que la compensación de exposición es automática con los dos modos anteriores, pero esto no es posible en la opción manual. 

El modo manual es perfecto para hacer fotografías más lentas, donde se tiene tiempo suficiente para establecer y experimentar con la apertura y la velocidad, quizás esto sea mejor con la cámara en un trípode. También es genial cuando se tiene condiciones de iluminación complicadas, ya que puedes exponer la cámara como deseas y así engañarla un poco. 

Te puede interesar: 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar

modos de disparo de una camara fotografica

¿Pintarías así a tu gato?

Cada vez existen más productos para nuestras mascotas que asemejan sus costumbres con la de los humanos. Y si bien esto para muchos puede ser una [...]