La batalla del fuego contra nitrógeno líquido

La cuenta de Youtube The Backyard Scientist (El patio científico) ha regresado después de dos semanas de su último vídeo publicado para mostrar otro de experimento que, definitivamente, merece tener el aviso «no intentar esto en casa«.

 

Para este experimento construyó un contenedor en el que puso nitrógeno líquido y un lanzallamas. Además de probar que el nitrógeno líquido era capaz de congelar objetos, se buscaba averiguar qué es más fuerte, ¿el nitrógeno líquido o el fuego? Descúbrelo en el vídeo a continuación.

 

 

Otro experimento que tiene al nitrógeno líquido como protagonista es el que publicó Grant Thompson (The King of Random). En él, procura saber si esta sustancia puede congelar instantáneamente, por lo que Thompson se la echa sobre su propio rostro y, para sorpresa de muchos, no le sucede nada.

 

El autor del vídeo explica que solo sintió algo similar a una fría brisa y que esto sucede debido al efecto Leidendrost: cuando un líquido se encuentra sobre una superficie que tiene una temperatura que supera ampliamente su punto de ebullición (-198,5 grados centígrados), este no entra en contacto directo con dicho material.

 

 

En lugar de eso, se forma una fina capa de vapor. El punto de ebullición del nitrógeno líquido es bajísimo y la diferencia de temperatura con la de un cuerpo humano muy grande. El detalle es que el nitrógeno líquido sí es dañino en una exposición prolongada.

 

TE PUEDE INTERESAR: Experimento muestra cómo puedes tener el superpoder de Cíclope.

 

En ese caso, como la temperatura del cuerpo ya bajó, la sustancia sí entra en contacto y lleva a la destrucción del tejido vivo. “Desmentimos el mito de que el nitrógeno líquido puede congelarte instantáneamente o dejarte ciego”, explica Grant para agregar que esto no debe intentarse en casa. ¿Qué te parecieron estos experimentos?

También te puede interesar