Pianista Ludovico Einaudi nos muestra una arriesgada presentación por un noble motivo

No es una novedad que nuestro planeta está sufriendo grandes cambios por el calentamiento global, sin embargo, no parece ser percibido para muchos como la amenaza que representa.  

 

Durante los últimos años se ha observado cómo determinados lugares sufren sequías mientras otras tienen los problemas de inundaciones; lugares característicos por ser fríos se vuelven cálidos, como el caso del Ártico, en donde la temperatura normal es de 30 grados bajo cero pero ha pasado a estar entre 1 o 2 grados en pleno invierno, causando que el hielo se derrita a pasos agigantados.

 

PUEDEN VER:  15 datos curiosos que están ayudando a disminuir el daño al medio ambiente

 

Greenpeace, junto al reconocido pianista Ludovico Einaudi, buscan llamar la atención para que se dé la creación de la primera zona protegida en aguas internacionales del océano Ártico. Para esta ocasión creó la pieza Elegy for the Arctic (Elegía por el Ártico).

 

Por el deshielo que ha sufrido la zona, habilitaron una plataforma para que el artista pudiera tocar el piano, teniendo como fondo al glaciar Wahlenbergbreen (Svalbard, Noruega) mientras se desprendían sus grandes bloques. El vídeo se compartió hace aproximadamente una semana a través de las redes y ha sido difundido por miles de personas de todo el mundo.

 

Estar aquí ha sido una gran experiencia. He podido ver la pureza y fragilidad de este área con mis propios ojos e interpretar una canción que compuse en el mejor escenario del mundo”, ha explicado Ludovico Einaudi desde el Arctic Sunrise. “Es importante que entendamos la importancia del Ártico, parar su proceso de destrucción y protegerlo”.

 

 

Hace una semana se le entregó a la Comisión OSPAR, encargada de la protección del Atlántico Noreste, una caja con las 8 millones de firmas que exigen que se proteja el Ártico, pero aún no tienen una respuesta. Si te interesa sumar tu voz a esta campaña lo puedes realizar mediante la página Save The Artic.

 

En el siguiente enlace te contamos la historia de un pingüino que consigue volver a andar gracias a las impresiones 3D.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar