Voz de Alexa y el declive de la industria de los asistentes virtuales

Un informe reciente indica que la división Alexa de Amazon está en camino de perder $10 mil millones de dólares este año. Por supuesto, el pronóstico plantea interrogantes sobre el futuro de toda la industria de asistentes de voz.

Qué es Alexa

Alexa es un software de asistente de voz impulsado por inteligencia artificial. Este responde a comandos verbales a través de dispositivos habilitados. En general, eso puede incluir pedirle que reproduzca música, busque información, configure temporizadores o haga pedidos a un restaurante.

Qué está pasando con la voz de Alexa

Según la empresa de investigación de mercado eMarketer, alrededor del 24,2 % de la población total de EE. UU. utilizará Google Assistant este año. Por otro lado, el 23 % utilizará Siri de Apple y el 21 % utilizará la voz de Alexa. Pero como señala Harry Guinness, que escribe para Popular Science, lo notable es que Siri y el Asistente de Google vienen preinstalados en los teléfonos inteligentes. Por su parte, Alexa está disponible principalmente en parlantes inteligentes.  Muchos necesitan un teléfono inteligente, pero no necesariamente un altavoz inteligente. En ese sentido, es muy probable que el uso de la voz de Alexa disminuya para finales de 2022. 

Según un informe de 2021, la propiedad de altavoces inteligentes alcanzó un máximo histórico el año pasado. Casi el 50 % de los usuarios de Internet en los EE. UU. poseía al menos un altavoz inteligente. Sin embargo, la división de Amazon, responsable de Alexa y los dispositivos Echo en los que se ejecuta la voz de Alexa, tuvo una pérdida operativa de más de $ 3 mil millones de dólares en el primer trimestre de este año, según un informe de Business Insider. De hecho, el informe indicó que la mayor parte de esa pérdida se le atribuyó a Alexa. Además, agregó que la misma división está en camino de perder más de $ 10 mil millones en 2022.

Por qué se generan las pérdidas con la voz de Alexa

Los dispositivos, como Alexa Echo de Amazon, se venden al costo. No obstante, los servicios en los dispositivos no se traducen en ganancias. Como informó Business Insider, es posible que Alexa haya recibido mil millones de interacciones por semana. Pero, la mayoría de esas conversaciones eran comandos triviales. En otras palabras, el uso de la voz de Alexa se limitaba generalmente a reproducir música o a consultar sobre el clima. Todo esto genera dudas en algunos analistas, quienes se preguntan si los asistentes de voz están condenados a la pérdida. «Tenemos que preguntarnos: ¿Se está acabando el tiempo para los asistentes de voz de Big Tech? Todo el mundo parece estar luchando con ellos», escribió Ron Amadeo, editor de reseñas en el sitio web de ciencia y tecnología Ars Technica. Google Assistant y Siri de Apple también están luchando para monetizar completamente estos servicios. 

El futuro de la industria de los asistentes virtuales

No hay un modelo de monetización claro para estas tecnologías

Andy Wu, profesor asistente de administración de empresas en la unidad de estrategia de la Escuela de Negocios de Harvard, menciona a CBC que no es sorprendente que estas empresas tengan pérdidas tan grandes con los asistentes de voz. Para él, la inversión en tecnología de inteligencia artificial es costosa. Pues, el espacio del servidor necesario para procesar toda la información es enorme. 

Por supuesto, inteligencias como la voz de Alexa continuarán presentando pérdidas en la lista de materiales durante mucho tiempo. Entonces, el profesor Wu tiene en claro que, a corto plazo, no hay un modelo de monetización muy claro para los asistentes de voz.

El usuario desconoce las capacidades de la voz de Alexa

Hay un obstáculo importante en la industria de los asistentes virtuales. Según los expertos, se trata del conocimiento del consumidor. Los usuarios no son plenamente conscientes de las capacidades de sus dispositivos. La voz de Alexa tiene miles de aplicaciones conectadas. A estos Amazon los llama «habilidades». En otras palabras, Alexa puede ser utilizada para pedir comida, guiar el desarrollo de una receta o incluso encender la lavadora. No obstante, la mayoría de las personas no conocen todas estas habilidades. Definitivamente, esto resulta ser un grave problema relacionado con el marketing o la publicidad de los asistentes de voz. Esto según las declaraciones de Wu a la CBC. 

Se necesita más marketing

Navid Bahmani, profesor asistente de marketing en la Universidad de Rowan en Glassboro, también declaró para la CBC. Él mencionó que el principal desafío que enfrentan las empresas que trabajan con la tecnología de voz es la adopción por parte del consumidor. Según el profesor, usualmente los usuarios solo conocen las funciones básicas que vienen listas para usar en la voz de Alexa. Pues, no han sido completamente informados sobre todas las aplicaciones que se están lanzando para ampliar las capacidades de los dispositivos. Por supuesto, se necesita hacer más publicidad de las características y capacidades de los asistentes virtuales. De este modo, se podrá generar un mayor uso consciente de Siri, Alexa, entre otros dispositivos. 

El futuro de la industria de los asistentes virtuales

Sin duda, la industria de los asistentes de voz tendrá que prestar mayor atención a los desafíos que se le presentan. Las actuales pérdidas económicas con la voz de Alexa son un aviso de los cambios que se avecinan en el mercado e ignorarlos no servirá de mucho. Por eso, los expertos proponen plantear estrategias relacionadas con el marketing y enfocadas al consumidor. El futuro de esta industria puede ser prometedor o caótico, dependiendo del accionar de las empresas involucradas.  

 

Te puede interesar:

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
loadingCargando...

También te puede interesar