Aprende un poco más de los modos de disparo en la fotografía

Seguramente, te ha pasado que cuando has comprado tu primera cámara réflex, no sabías mucho sobre el mundo fotográfico. Más aún cuando has visto demasiadas opciones para disparar. Sin embargo, poco a poco se aprende en este gran paraíso de la fotografía. Es así que en este artículo leerás sobre los diferentes modos de disparo en la fotografía.

Conoce la definición de los modos de disparo en la fotografía

Hay que recordar un poco la definición de los modos de disparo en la fotografía, y esto nos ayuda a elegir y controlar lo ajustes de las fotos o simplemente no controlar nada y dejarlo en automático. Este último, no es tan profesional si estás utilizando una cámara réflex. Es así que te explicaremos los principales modos de disparo, y  saber cuál podría volverse tu favorito.

El modo automático de fotografía esencial para tomas al instante

Como ya hemos mencionado, el modo automático de fotografía es muy utilizado por algunos principiantes. Siempre se ha dicho que está de más este tipo de disparo en una cámara réflex, ya que tiende a realizar todos los ajustes predeterminados. Lo cual, hace que la persona no pueda aplicar y jugar con la velocidad, diafragma, etc. Sin embargo, otras  personas lo utilizan cuando están en un evento importante, y no tienen tiempo para realizar los ajustes debidos. Es ahí donde utilizan este el automático, pues así podrán capturar los momentos al instante.

El modo programa de fotografía ayuda a los fotógrafos principiantes

El siguiente tipo, es el modo programa de fotografía, el cual es ideal para los fotógrafos principiantes. Pues ayuda a modificar el ISO, balance de blancos,  controlar el flash, y también el punto de enfoque. Claramente, la propia cámara generará las mediciones de las velocidades, de diafragma, etc. Es el que debes utilizar si estás recién en tus primeros meses en la fotografía.

Una de las ventajas es que es perfecto cuando tenemos un ambiente con diferentes tonalidades de luz, ya que la cámara sola generará los parámetros. Aparte que cuando contamos con una composición muy cambiante, ayudará. Es así que también es perfecto para cuando quieras cubrir algunos eventos en tus pininos fotográficos.

El modo prioridad de apertura, para controlar la luz de las fotos

Se encuentra en las cámaras como A o Av, esto dependerá de la marca de tu cámara. Con el modo prioridad de apertura, puedes decidir la apertura de diafragma, así como la velocidad de obturación que tendrás. Esto quiere decir que serás tú quien decida la profundidad de campo que tendrá tu escena. Con éste podrás crear imágenes impactantes.

Hay algunas situaciones en las que puedes utilizar este tipo de disparo. Por ejemplo, en interiores o locaciones con poca iluminación. También en retratos, ya que quieres tener a tu sujeto enfocado y usar el diafragma abierto te ayudará. Así el fondo estará desenfocado y todo el foco estará en tu sujeto.

Si estas preguntándote qué fotos hacer con diafragma cerrado, una de ellas es la de paisajes, para así lograr grandes escenas y tomas panorámicas. También es ideal para captar movimiento, como cuando quieres tener el “efecto seda” en el agua.

El modo prioridad de velocidad, para definir el tiempo de la velocidades que quieres retratar

Éste lo identificarás con las siglas Tv o S en el dial. Este modo de prioridad de velocidad de disparo realizará la apertura o cierre de diafragma. Así tendrás imágenes con la exposición adecuada. Este tipo de disparo es ideal para fotos en las que quieres destacar el movimiento.

Lo mejor es que uses una velocidad por encima de los 1/250 o 1/500. Esto dependerá del tipo de objetivo con el que trabajes y la velocidad que deseas en tu imagen. Las fotografías que trabajan con esta velocidad son las de deportes y las de animales, ya que hay mucho movimiento.

El modo manual en fotografía, ayuda a configurar todos los ajustes

El modo manual en fotografía lo encontrarás con la letra M y éste permite que controles todas las funciones de tu cámara réflex. Aquí eres tú el que controla todo, ya sea la velocidad de obturación, los balances de blancos, etc. Sin embargo, no debes asustarte, ya que es más sencillo de lo que crees.

Verás que tu cámara te avisa si estás usando la correcta exposición, y esto lo hará a través de tu fotómetro. Si recién estás comenzando en la fotografía, la única manera de ir aprendiendo es empezar a usar el modo manual de tu réflex. Solo tienes que practicar y verás que consigues dominar todas las funciones.

Por supuesto, esto es un método algo más complejo y requiere de más tiempo. Aunque conforme te vayas acostumbrando, se te irá haciendo más fácil. Sin embargo, nunca será tan rápido como un automático o un programable, así que si no tienes tiempo, lo mejor es no usarlo.

Te puede interesar: 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

También te puede interesar