Congreso de EE.UU. insta a Facebook, Twitter y Google a luchar contra los antivacunas

facebook twitter y google lucha contra los antivacunas

Actualmente, en el congreso de Estados Unidos se está debatiendo el poner freno a todos los grupos o personas que promueven la campaña antivacuna. Tal es la preocupación, que se ha llamado a los 3 CEO tecnológicos de las redes sociales más importantes: Facebook, Twitter y Google para que se sumen a la lucha contra la desinformación y actúen respecto a los «grupos antivacunas». Pero a todo esto, ¿Quiénes son los antivacunas y cuáles son sus argumentos?

Para entenderlo mejor, la vacunación es considerada un avance en la salud pública respecto a años previos. Por ejemplo, la mortalidad infantil en el siglo XX era realmente alarmante y no habían vacunas para proteger a la población. Cabe mencionar que, incluso cuando Edward Jenner desarrolló la primera vacuna para la viruela, a finales del XVIII, ya existían grupos en contra de la vacunación. Lo cierto es que, por aquel entonces, los efectos secundarios eran mucho más desagradables y persistentes. Pero esto se debía que la medicina no estaba tan avanzada y las condiciones higiénicas no eran las adecuadas. A pesar de ello, era mejor vacunar a un infante, que no hacerlo.

¿Cómo comenzaron los movimientos antivacuna?

En 1998, el ex investigador británico Andrew Wakefield logró que la revista médica The Lancet publicará un controversial artículo. En el, asociaba la vacuna triple vírica (sarampión, paperas y rubéola) con la aparición del trastorno del espectro autista, cuyo padecimiento afecta el desarrollo del cerebro. Pero pronto se demostró que el artículo carecía de valor y era un total fraude. Esto debido a que la muestra en la que se había basado era muy pequeña y había manipulado los resultados para ajustarlos a su teoría. En 2010, como consecuencia de esta mala práctica, Wakefield perdió el derecho a ejercer la medicina de por vida.

Sin embargo, eso no quedó ahí. Los movimientos antivacunas ya se habían generado y ahora, la teoría antivacunas otra vez está en boca de todos. Lo difícil de esta situación es que la vacuna contra la COVID-19 es un caso diferente a otras vacunas. Principalmente porque la tasa de mortalidad de la COVID-19 es muy alta en relación a otras enfermedades. Además, hay grupos que afirman que la pandemia es una trama secreta dirigida por una élite global cuyo objetivo es enriquecerse a base de vender vacunas contra la enfermedad. En esto se basa precisamente el documental Plandemic, el cual ya fue retirado de las principales plataformas por difundir dicho argumento. El documental recibió cerca de 8 millones de visitas en su primera semana. Además, fue promovido por páginas de la derecha estadounidense vinculadas a organizaciones negacionistas.

curso community manager mott

¿Cuáles son los argumentos del movimiento antivacuna?

Los antivacunas tienen una serie de argumentos. Uno de ellos es que el virus ni siquiera existe y que se trata de una enfermedad inflamatoria y no respiratoria. Así que su conclusión obvia es que las mascarillas no nos protegen. Otros, tienen argumentos más descabellados, como el control de personas inoculadas mediante la tecnología 5G. Lo complejo al tratar de erradicar la desinformación es que cuentan con material bien elaborado y estructurado que genera mucha confusión y desconfianza en las personas.

Te podría interesar: Aprende a segmentar en Google y Facebook en el Diplomado de Marketing Digital

Estos grupos han plagado las redes sociales con contenido que motivó a que una gran parte de la población de Estados Unidos se rehúse a vacunarse. Lo que ha llevado a 10 fiscales a enviar una carta a los líderes de estas grandes empresas. En ella les piden a Facebook y Twitter que hagan cumplir las pautas de su comunidad y liberen sus plataformas de información errónea difundida por los grupos antivacunas.

¿Cuál fue el argumento de los fiscales?

El argumento de estos fiscales está basado en que la información errónea difundida a través de las plataformas, ha generado un aumento de personas que se niegan a vacunarse. Esto sin duda ralentizará la recuperación económica. Y lo que es realmente importante, causará aún más muertes innecesarias, producto de esta poco argumentada justificación.

Los fiscales hicieron llegar una carta al director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, y al director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey. La carta llegó un día antes de que Zuckerberg, Dorsey y el director ejecutivo de Alphabet, Sundar Pichai, testifiquen ante el Comité de Energía y Comercio de la Cámara. Todos ellos debatieron el tema de la desinformación en sus servicios.

En un comunicado, un portavoz de Facebook señaló que la compañía ha eliminado más de 2 millones de publicaciones erróneas sobre Covid-19 y las vacunas, desde febrero de 2021. A esto se suma el lanzamiento de etiquetas que permiten filtrar cualquier publicación que trate sobre las vacunas.

Por su parte, Twitter y Google dieron argumentos similares. Ambos refieren que se suman a dicha iniciativa, con el objetivo de depurar de sus plataformas a la información falsa y con poco sustento.

Te podría interesar: 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

También te puede interesar